Crítica | Mujeres al borde de un ataque

Tres películas interesantes con mujeres protagonistas siguen en cartelera: "María Magdalena", "Basada en hechos reales" y "Yo, Tonya".
En la película dirigida por Garth Davis, María se enfrenta a las jerarquías y mandatos de su época (y que todavía se mantienen). | Fuente: Universal Studios/UIP

"MARÍA MAGDALENA"

El personaje de Maria Magdalena en esta película no está basado en lo que dicen los evangelios. Aquí María Magdalena no es una prostituta, sino una joven que escapa de su pueblo para no casarse con el hombre que su familia ha elegido para ella. Decide entonces seguir a Jesús (Joaquin Phoenix) y a sus apóstoles. Esa es la imagen que el Vaticano ha querido reivindicar en los últimos años. Este tratamiento del personaje es la base para plantear un discurso feminista en toda la película.

María Magdalena toma las riendas de su vida, se impone al timorato Pedro, encuentra un lugar igualitario en la mesa de los apóstoles, da lecciones a otras mujeres, y junto a Jesús son como dos rebeldes que quieren enfrentar a los romanos difundiendo palabras de libertad.

Este es también el relato un intento fallido. Porque esta María Magdalena, fuerte y empoderada, no tuvo un lugar importante en la historia oficial de la Iglesia Católica escrita por varones. La película es interesante por este planteamiento, por darle una nueva mirada a lo que está escrito en la Biblia, pero es menos atractiva cuando aparecen las escenas que todos esperan ver en la historia de Jesús. La cinta pierde ritmo hacia la mitad, se vuelve lenta sin justificación y le cuesta levantar.

La actriz Rooney Mara destaca en el papel principal, aunque al Jesús  de Joaquin Phoenix se le siente muy monótono.


Valoración: 3/5

La película de Polanski, estrenada en el Festival de Cannes del año pasado, es una adaptación de la novela de Delphine Devigan. | Fuente: BF Distribution

"BASADA EN HECHOS REALES"

La más reciente película de Roman Polanski parte de una premisa muy potente, aunque varias veces tratada en el cine: una lectora (Eva Green) quiere ingresar y ser parte de la vida de la escritora que más admira (Emmanuelle Seigner). Pero resulta que aquí la lectora también escribe y comienza a ordenarle el trabajo y la agenda a la escritora para que se calme, se inspire y comience su nuevo libro. Sin embargo, la escritora tiene también sus propios planes. Son dos mujeres que saben que la vida real es el material ideal de las ficciones.

Como es costumbre en el cine de Polanski, la historia avanza en un clima opresivo, de encierro, de estar prisionero en la propia casa. Hay un juego de nadie sabe para quien trabaja, de quién en verdad está aprovechándose de la vida de la otra. El problema está en que la película se desarrolla de manera muy fría para lo que cuenta. El atractivo inicial se desvanece. Este debería ser un juego de seducción muy intenso, entre ambas protagonistas. La trama apunta a eso, pero no el clima de la cinta ni las acciones físicas de los personajes, que se sienten muy literarios, que no han pasado totalmente del papel a la pantalla. 


Valoración: 2.5/5

Además de ser productora de la película, Margot Robbie fue nominada a mejor actriz en los Globos de Oro y el Oscar. | Fuente: Clubhouse Pictures

"YO, TONYA"

Esta película biográfica sobre la patinadora olímpica Tonya Harding está contada a la manera de un documental, con entrevistas a una Tonya ya mayor, a su exesposo, su madre y un periodista deportivo. Lo que vemos intercaladamente son sus recuerdos, sus primeros pasos en las pistas de hielo, las exigencias brutales de la madre, la violencia y el quiebre familiar, pero también su ascenso en el deporte y su caída.

Lo mejor de "Yo, Tonya", además de las actuaciones estupendas de Margot Robbie como Tonya y de Allison Janney como su madre (papel por el que ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto), es el ritmo y la energía de la narración del director Craig Gillespie. Es un drama contado como una comedia negra. Tonya es una competidora persistente pero que el ambiente del deporte se resiste a aceptar como la mejor en lo que hace. Los fanáticos la apoyan, pero no quienes ponen las puntuaciones. Tonya no puede evitar estar al margen aunque fue la primera que ejecutó un movimiento en el patinaje (el triple salto axel) que nadie más podía hacer. Su revancha fue derribar las reglas.

En los Estados Unidos, Tonya es tan recordada por un incidente policial como por sus logros deportivos. Se nota el interés de la cinta por limpiar su imagen, por rescatar su pasión por el deporte y su lucha contra la vida violenta que le tocó. Pero al hacer esto queda una protagonista sin matices, solo una víctima, otra celebridad inocente caída en desgracia.  

Valoración: 3.5/5

0 Comentarios
¿Qué opinas?