El equipo fue presentado oficialmente en Múnich y tiene variedades como la Pro y el Porshe Design. | Fotógrafo: Gabriela Patrón

RPP en Múnich. Después del lanzamiento oficial de la nueva versión del gama alta, tocó probar el equipo. Aquí va una lista de las primeras impresiones:

Apariencia física y pantalla:

Huawei decidió seguir la tendencia del mercado y apostar por una pantalla que ocupe casi el total de la parte frontal. Le decimos adiós a los bordes para tener un panel de 5.9 pulgadas. Por fin se sube la resolución de la pantalla y pasa de Full HD a QHD. El brillo es bueno y esperamos pronto tenerlo en la mano para la reseña.

El equipo se siente mucho más ligero que la Mate 9 y el diseño muestra la mejoría de la compañía china. El cuerpo es metal y cristal, aunque la parte trasera se ve algo frágil, en la presentación aseguraron que está reforzada, justamente para evitar que se quiña. Esto no evita que sea un imán de huellas digitales.

Huawei logra un diseño elegante al eliminar los biseles para darle mayor espacio a la pantalla. | Fotógrafo: Gabriela Patrón

Cámaras:

Como era de esperarse, Huawei continúo con la alianza con Leica en el apartado fotográfico. Sorprende el hecho que la apertura de la cámara llegue hasta 1.6, permitiendo el mayor paso de luz. Hasta el momento sería la cámara con mejor apertura de la cámara, pero claro, faltaría probarlo.

Su procesador con Inteligencia Artificial permite reconocer más de 13 elementos como perros, gatos, comidas y paisajes para ofrecer los mejores ajustes con respecto a saturación, brillo o inclusive el efecto bokeh.

Procesador:

El núcleo de este nuevo equipo es el Kirin 970, un chipset enfocado en la Inteligencia Artificial (IA). Posee 8 núcleos, 4 de ellos corriendo a 2,4 GHz y GPU Mali G72MP12 . El sistema de procesamiento ahora es neuronal, NPU por sus siglas en inglés, lo que permite un nivel más inteligente de registro de imagenes, apps o manejo de energía.

Según la presentación, gracias a la IA, la Mate 10 en todas sus versioens será 25 veces más potente y 50 veces más eficiente que el Huawei P10.

La compañía china vuelve a confiar en Leica para el apartado fotográfico, llegando con doble sensor 20+12 mpx y una apertura focal de 1.6. | Fotógrafo: Gabriela Patrón

Sistema operativo:

Todos los modelos presentados de la Huawei Mate 10 cuenta con la última versión de Android instalada de fábrica. Algo bastante curioso es que la compañía saltó de versión de EMUI, su capa de personalización, de 5.1 a 8.0 para acompañar en números a Android Oreo.

Se espera que con el NPU y las nuevas ventajas de la versión 8 de Android, el equipo corra más fluido. Un extra muy útil es que el smartphone puede ser usado como PC solo con un cable USB. Eso sí, hay que buscar un adaptador para la pantalla que usaremos, como un HDMI, entre otros.

Además tiene una alianza con Microsoft para permitir el uso de un traductor con la cámara fotográfica. Un añadido bueno para todos los turistas.

Todas las versiones presentadas de la Mate 10 cuentan con Android 8.0 Oreo instalada de fábrica con capa de personalizacion EMUI 8.0 | Fotógrafo: Gabriela Patrón

Batería:

Un punto que gustó de la versión anterior es su enorme batería de 4,000 mAh. Con el NPU, el rendimiento de la batería mejoraría hasta en un 30%. La promesa como la versión anterior es que el smartphone llegue hasta los 2 días de uso para usuarios promedios y 1 día para los heavy user.

Además de ellos, el cargador está certificado por TUV Rheinland con respecto a la seguridad, para evitar sobrecargas, daños al equipo y falso contactos. El cargador permitirá llenar la mitad de la batería en tan solo 30 minutos para poder tener hasta 1 día de uso.

Conclusión:

La Huawei Mate 10 se siente como una evolución muy buena de su equipo anterior. Estilizando el equipo para ir acorde al mercado pero sin dejar de lado lo que gustó de la Mate 9 como la batería y eficiencia. Esta versión promete mucho con respecto a la Inteligencia Artificial y será motivo para reseñarlo próximamente.


0 Comentarios
¿Qué opinas?