Probamos el Moto Z Play con los Moto Mods y estos son los resultados

El dispositivo de gama media usa la tecnología modular para potenciar alguna característica que posee como cámara, batería, entre otras.
El equipo viene con módulos que se adaptan a los gustos del usuario. | Fuente: Moto

Hace unos meses fuimos a la presentación del nuevo equipo de la familia Moto, el Z Play a Sao Paolo. Hace un par de semanas que el smartphone se encuentra en nuestro país y tuvimos la oportunidad de probarlo.

Este dispositivo utiliza la tecnología modular para potenciar alguna características que ya posee y que se amolda al gusto del usuario.

Aquí te contamos más del Moto Z Play:

1. Apariencia física: El equipo tiene un grosor de casi 7 milímetros y un peso de 165 gramos. Es un equipo casi tan robusto como el Moto Z Force. Tiene unos bordes plateados alrededor que sirven para el agarre pero pueden ser ligeramente molestos.

Podemos apreciar la pantalla de 5.5 pulgadas y lo que llama la atención es en la parte inferior el lector de huellas. Este es bastante rápido y sirve para proteger el equipo pero no es un botón de Inicio.

Si pasamos a la parte posterior podemos apreciar que la cámara sobresale un poco y en la parte inferior tiene una especie de círculos. Estos son los magnetos que permiten una fácil conexión con los módulos. Hablaremos de cada uno más adelante.

En la parte inferior tiene los conectores para audífonos y el puerto USB tipo C, lo cual es una gran ventaja para poder transferir muchos archivos a mayor velocidad.

Moto Z Play

2. Pantalla: Tiene una pantalla de 5.5 pulgadas con una resolución Full HD (1,920x1,080 pixeles) Super AMOLED

3. Cámara: Cuenta con una cámara principal de 13 megapixeles con una apertura de f/2.0 sin estabilización de imagen óptica. En general las fotos son buenas pero los detalles pueden verse borrosos si se hacen zoom a una foto ya tomada.

La cámara frontal es de 5 megapíxeles y toma buena fotos para selfies.

4. Procesador: Tiene Snapdragon 625 de ocho núcleos de 3GB de RAM y 32 gigas de almacenamiento, expandible a 256 con micro SD.

5. Batería: El Moto Z Play posee la batería más grande de la serie Z con 3,510mAh, la cual es muy rendidora para el día. Además cuenta con la carga rápida, conocida como el TurboPower que carga por completo el equipo en 2 horas.

6. Rendimiento: Es un equipo de gama media alta y no tiene problemas en correr programas y juegos. No tuve problemas con apps que se cerraban de repente o lag.

7. Sistema operativo: Android 6.0 Marshmallow.

Mot Z Play: cámara

8. Teléfono modular: Como expliqué en un principio, Moto apostó por la tecnología modular. Los módulos son accesorios que se conectan al equipo para mejorar una cualidad que ya poseen. Aquí te explico cada uno de ellos.

El Moto JBL Soundboost. Son parlantes que se acoplan para aumentar el volumen del sonido estéreo. Llega a más de 100 decibeles y se puede conectar vía Bluetooh a otros parlantes por si se quiere hacer una fiesta.

Lo bueno de este módulo es que se tiene una autonomía de 10 horas antes de consumir la energía del equipo. Además es fácil trasladar el módulo cuando se quiera escuchar música con amigos o mayor volumen. Eso sí, el equipo se vuelve algo más grueso con este módulo.

Moto Insta-ShareProjector. Este es uno de los módulos que más disfruté. Se trata de un proyector que permite mostrar fotos o videos del equipo en cualquier superficie hasta 70 pulgadas.

Este módulo sirve para los que aman el cine, disfrutar de Netflix o es una alternativa muy útil para tener un proyector en el bolsillo. Sirve también para mostrar presentaciones para el trabajo y tiene un pie de apoyo para poder dejar el equipo en un solo lugar.

Moto Mod Hasselblad True Zoom. Este módulo es para los amantes de la fotografía. Cuenta con un zoom óptico 10x y flash de xenón. Captura fotos en formato RAW para ediciones posteriores en Photoshop. Tiene controles físicos de zoom y obturador.

Este es el módulo que vuelve más grueso al equipo, así que es recomendable tenerlo en un lugar cercano ya que no entra en el bolsillo. La facilidad con la cual capturé fotos y pude captar objetos a larga a distancia con el zoom óptico fue algo muy útil. Pueden ver las fotos en la galería de la nota.

Incipio grid-off Power Pack. Este módulo aumenta la batería del equipo, no llegué a testearlo pero se encuentra disponible en nuestro país.

Moto Z Play: Módulo Hasselblad

Pros:

  • La batería es muy rendidora y carga rápido.
  • Los módulos se acoplan fácilmente al equipo
  • Los módulos ofrecen características gama premium en un equipo gama media alta.
  • Puerto USB Tipo C

 Contras:

  • Los módulos pueden hacer al equipo más grueso, así que no cabe en un bolsillo.
  • El equipo es algo más grande que otros Moto Z.
  • No tiene estabilización óptica de imagen.
  • Los detalles pueden perderse al ver la foto después de tomada.

9. Conclusiones:

El Moto Z Play es un equipo de lujo, un gama medium premium. El dispositivo tiene una forma bastante simple de conectar los módulos y hacerlos menos complicados para las personas.

El usuario debería escoger el módulo que vaya más acorde a sus gustos. Gracias al hecho de que los módulos cuenten con su propia batería, el equipo no sufre de bajas y la carga rápida lo hace durable para el día a día. Lo recomiendo para personas que quieran un equipo durable y un rendimiento bueno para el día a día.

Esta es mi reseña en video sobre el equipo y sus módulos. | Fuente: Lenovo | Fotógrafo: Cámara: Valerie Travezán Edición: Luis Ramón


Sepa más:
¿Qué opinas?