Crash Bandicoot 4: It's About Time estará disponible para las plataformas PlayStation 4 y Xbox One. | Fuente: Activision
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Esta semana pude jugar la demo de Crash Bandicoot 4: It's About Time, la anunciada cuarta entrega de la popular saga de plataformas, que llegará al mercado este 2 de octubre, para PlayStation 4 y Xbox One.

Este avance nos permite probar tres fases del juego: Huida Gélida, Escape Dinosáurico y Barco a la Vista (¡vaya nombres!). Si bien son solo tres misiones, creo que estas nos pueden dar una idea del enfoque que tendrá el juego del estudio Toys for Bob.

Crash Bandicoot 4 es secuela Warped, por lo que si jugaste la remasterización/remake Crash Bandicoot N. Sane Trilogy (que incluye los tres primeros títulos de la saga), no tendrás mayor inconveniente en seguir la línea argumental de esta entrega, que tampoco es muy complicada de seguir.

Debo ser sincero: antes de probar la demo, tenía cierto temor de que It's About Time sea una secuela continuista -a nivel jugable- respecto a sus predecesores. Sin embargo, casi desde el primer contacto me di cuenta de que Toys for Bob no ha ido por ese camino.

Si bien la jugabilidad se siente familiar, se han implementado mecánicas jugables bastante satisfactorias. De arranque, el movimiento de los personajes se siente más fluido, pulido y preciso que en N. Sane Trilogy. Crash tiene el doble salto, la barrida y el panzazo, como habilidades iniciales. Sin embargo, el factor diferencial llega a través de las Quantum Masks, unas máscaras de origen místico que nos otorgarán poderes especiales.

En la demo, pude probar dos tipos de Quantum Masks: una que nos otorga la capacidad detener el tiempo por unos segundos y otra que nos permite materializar objetos específicos. Su uso, lamentablemente, está delimitado a segmentos específicos dentro de las misiones. Esto es algo que -espero- no sea tan parametrado en el juego completo, y nos den la opción de administrar los poderes de las máscaras dependiendo de nuestras necesidades.

Otra novedad es que Crash Bandicoot 4 nos permitirá jugar con el Doctor Neo Cortex. Una de las tres misiones de la demo se juega con el antagonista de la saga. Con este personaje, la jugabilidad cambia bastante. Neo Cortex tiene un arma que congela a los enemigos (al primer disparo), pero también los puede convertir en plataformas impulsoras (al segundo impacto). Además, el doctor tiene un poder para hacer un dash para cubrir largas distancias en el aire.

Algo que sí me ha gustado sobremanera es que la demo de Crash Bandicoot 4 es bastante retadora. Las tres misiones tienen un elevado nivel de dificultad, al punto que particularmente me demandó muchos intentos lograr terminarlas. No es una dificultad injusta o artificial, como podría pensarse, sino que el reto planteado demanda precisión y habilidad.

Toys for Bob ha implementado dos tipos de dificultad: Retro y Moderno. En el primero, se jugará como en la vieja escuela: tendremos una cierta cantidad de vidas y la partida terminará si nos quedamos en cero. En cambio, en el nivel Moderno, podremos morir indefinidamente hasta pasar la fase. Eso sí, en ambos tipos de dificultad hay checkpoints a lo largo de la misión, para reiniciar desde ese punto la aventura.

Hay otros agregados, como la posibilidad de mover un poco la cámara para ver nuestro entorno, así como las misiones bonus de toda la vida, lo cual le agrega una capa más de complejidad a las misiones.

Si bien es imposible sacar conclusiones definitivas a partir de una demo, no puedo negar que estas tres misiones de Crash Bandicoot 4 me han dejado bastante conforme y han elevado mis expectativas por el juego. Tenía temores de que Toys for Bob nos presente ‘más de lo mismo’, pero los agregados son más que interesantes y la propuesta jugable es retadora y satisfactoria.