Crash Team Racing Nitro-Fueled se estenó este 21 de junio en PlayStation 4, Xbox One y Nintendo Switch.   | Fuente: Activision

6 de diciembre. Ceremonia de entrega de The Game Awards 2018. Uno de los anuncios que remeció las redes sociales aquella noche fue el del remake de Crash Team Racing, lo que confirmaba las especulaciones y rumores esparcidos días atrás. Crash Team Racing Nitro-Fueled era una realidad y, lo mejor, el anuncio vino acompañado de una fecha de la fecha de lanzamiento: 21 de junio de 2019.

Tras el éxito de Crash Bandicoot N. Sane Trilogy, remake de los tres primeros juegos del querido marsupial -mascota no oficial de la primera PlayStation-, era lógico que Activision (dueña de los derechos) apostara por relanzar también Crash Team Racing (conocido popularmente con el apelativo de ‘Crash Carreras’), el juego de conducción de karts de la franquicia. Y el recibimiento de este nuevo remake ha sido igual de elocuente.

Debo reconocer que en su momento jugué muy poco Crash Team Racing. Era septiembre de 1999, y mis prioridades videojueguiles era otras. Silent Hill, Legacy of Kain: Soul Reaver, Resident Evil 3: Nemesis, entre otros, me tenían entretenido y sin ganas de invertir tiempo en el ‘Crash Carreras’.

Sin embargo, el éxito de Crash Team Racing era innegable. No había ‘vicio’ (como llamábamos en Perú a los negocios de alquiler de consolas de videojuegos) que no tuviera este título, y los negocios debían tener varias copias para poder atender la demanda.

Acusado por sus detractores de ser una copia de Mario Kart 64 (lanzado unos años antes), creo que Crash Team Racing iba por su propio circuito. O sea, no niego que haya sido la respuesta de Sony al título de Nintendo, pero el enfoque del videojuego de Naughty Dog no se limitaba a poner a todos sus personajes a competir por competir.

El mérito del Crash Team Racing original fue darle contexto e historia a un juego de carreras (la invasión de Nitros Oxide), algo que en su momento reclamé en el análisis que hice de Mario Kart 8, ganándome varias críticas por parte de fanáticos nintenderos.

Pero enfoquémonos en Crash Team Racing Nitro-Fueled: este remake, realizado por los canadienses de Beenox, no solo trae de vuelta al clásico de PlayStation con gráficos modernos, sino que incluye una serie de novedades para hacer aún más atractiva la oferta.

Empezamos por el modo Aventura mejorado, con la posibilidad de cambiar coches y personajes, aparte de cinemáticas introductorias. Luego, tenemos la opción de personalizar los personajes y sus vehículos (todo un goce); y el modo multijugador online, que nos permite medir nuestro nivel con gamers alrededor del mundo. Y, finalmente, aunque no por ello menos importante, la cantidad de pistas: son más de 30 circuitos, no solo provenientes del original Crash Team Racing sino también de su secuela Crash Nitro Kart (2003).

Una curiosidad es solo tenemos diez personajes a nuestra disposición. El roster llega a los 25, pero para obtenerlos todos debemos completar el modo Aventura, pasar desafíos específicos o comprarlos en la tienda (con dinero del juego, ojo).

Acá la tarea se hace bien cuesta arriba, ya que el dinero se gana lentamente y los ítems en venta son caros. Así que deberemos invertir muchas horas de juego para poder desbloquear todo. Como se hacía todo antes.

Me quiero detener un momento en la dificultad. No recordaba que el Crash Team Racing era tan retador, pero el remake es todo un desafío, especialmente en niveles avanzados. El juego te invita a conocer las pistas, a saber utilizar los ítems del escenario y, sobre todo, a aprovechar los atajos.

A nivel gráfico y técnico, Crash Team Racing Nitro-Fueled es solvente. No solo estamos ante una recreación fiel y detallada de los juegos originales, sino que todo corre a estables 30 frames por segundo. En la versión de Nintendo Switch los tiempos de carga son un poco más elevados, pero no se llega a estropear la experiencia general.

En conclusión, Crash Team Racing Nitro-Fueled es un remake notable, fiel al original y con los agregados necesarios para hacer más interesante la apuesta. Solo espero que el éxito de este remake y el del Crash Bandicoot den pie a que Activision se anime a, por fin, sacar nuevos títulos de la popular franquicia.

¿Qué opinas?