Xbox fidelizó a sus usuarios y logró generar interés en el futuro de su consola. | Fuente: EFE

Terminaron las conferencias de las principales compañías de la industria, pero el E3 recién comienza. En estos momentos, miles de periodistas y fanáticos están en las instalaciones del Centro de Convenciones de Los Ángeles probando en exclusiva las decenas de juegos en desarrollo para los próximos meses.

Sin embargo, en las redes sociales, ya se vive una auténtica guerra, con los fanáticos de cada marca defendiendo los lanzamientos de su compañía favorita, minimizando lo expuesto por la competencia y ensalzando lo presentado por ‘su’ empresa.

Ya es un clásico de cada E3 buscar un ganador en base a lo que mostró en su conferencia (y cómo lo mostró), sin importar si lo expuesto también saldrá en la consola de la competencia. Y aunque siempre está el diplomático “los que ganamos somos los gamers”, este año me animaré a dar un veredicto: Xbox > PlayStation > Nintendo.

Huelga decir que no estoy incluyendo en la ecuación a las conferencias de EA, Devolver Digital, Bethesda, Square Enix y Ubisoft, por cuestiones didácticas. Aunque si quieren saber mi opinión, ganó la pulseada Ubisoft, y hasta lo pondría parejito con Xbox. Pero mejor nos centramos en los tres grandes.

¿Por qué elegí a Xbox como la mejor conferencia? Pues porque mostró bastante (unos 50 juegos) y los presentó en un show dinámico, ágil, casi sin momentos tediosos. Es más o menos lo que queremos de una conferencia: ver en pantalla lo nuevo de la compañía, sea exclusivo o multiplataforma.

PlayStation jugó a seguro, principalmente con gameplays de sus próximos estrenos. | Fuente: EFE

Xbox sigue apostando por sus antiguas franquicias (Halo, Gears of War, Forza y hasta Ori) para mostrar músculo, pero en la conferencia se anunciaron cosas que hacen pensar en un futuro prometedor, más que nada de cara a la siguiente generación de consolas.

Microsoft ha sacado la billetera y está adquiriendo estudios para engrosar su catálogo de exclusivos. ¿Recuerdan el rumor de que podría comprar EA? Pues de momento ya adquirió a Playground Games (Forza Horizon), a Undead Labs (State of Decay), a Compulsion Games (We Happy Few) y a Ninja Theory (Hellblade). It's the american way.

Sony tuvo una conferencia extraña, con movimiento de público incluido. Pareciera que los japoneses siguen probando formatos, pero aún no logran siquiera repetir algo tan abrumador como su conferencia del E3 2015, con auténticos bombazos de calidad y nostalgia.

Este año, PlayStation apostó por los reclamados gameplays de sus principales exclusivos, como The Last of Us: Part II -que lamentablemente está haciendo más bulla por el beso de Ellie que por el producto en sí-, Ghost of Tsushima y Marvel's Spider-Man.

Hubo poco espacio para las sorpresas, salvo el debut del remake de Resident Evil 2 (que no es exclusivo), la revelación de Control (que tampoco lo es) y el anuncio de Nioh 2 (que tampoco creo que lo termine siendo). Y lo visto de Death Stranding me dejó con más dudas que certezas.

Lo más llamativo de Nintendo ocurrió en la conferencia de Ubisoft. | Fuente: AFP

¿Qué pasó con Nintendo? La compañía nipona apeló nuevamente a un Nintendo Direct para mostrar sus novedades, y la cosa empezó bien: Daemon X Machina, Octopath Traveler y Super Mario Party. Hasta que llegó la hora del debut de Super Smash Bros. Ultimate.

Estaba previsto que Nintendo mostraría la nueva entrega de esta saga, pero nadie esperó que le dediquen más de 20 minutos a detallar todas las novedades (¡Vuelve Snake!). Terrible decisión, ya que no solo minimizó lo mostrado antes, sino que dejó esa impresión de que no hay más para mostrar.

Metroid Prime 4, Bayonetta 3 y el voceado RPG de Pokémon brillaron por su ausencia, sin mencionar la clamorosa exclusión de la 3DS de todo el show. ¿Habremos presenciado el fin de la veterana portátil?

En este peculiar balance no puedo dejar de mencionar que estamos en la recta final de la actual generación de consolas. Y la suerte ya está echada, con PlayStation 4 como claro dominador en ventas (con casi 80 millones de consolas en el mercado) y un Xbox One que busca arremeter para reducir la diferencia. En tanto, Nintendo apresuró la muerte de su Wii U para enfrentar a sus competidores con su nueva consola, y le está yendo muy bien.

Sin más, los invito a compartir sus opiniones. ¿Qué compañía se llevó el E3?, ¿hubo un claro ganador?

0 Comentarios
¿Qué opinas?