Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 se estrena este 4 de septiembre en PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Activision
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Aún recuerdo cuando un amigo del colegio me mostró el primer Tony Hawk's Pro Skater. Era fines de 1999. Recuerdo cuando sacó el disco Princo (sí, en esas épocas éramos piratas) y lo puso en la PlayStation. Pensé que me aburriría en cinco minutos, pero la conexión fue inmediata. La jugabilidad, la ambientación, la música, todo en ese juego era cool y entretenido. Y eso que nunca en mi vida me había subido a una patineta.

Yo viví -junto con los gamers de mi generación- el nacimiento de una saga que no solo dio fama a su protagonista, sino que catapultó la popularidad del skate a nivel mundial. Si hoy el skate profesional es el monstruo que conocemos es, en gran parte, gracias a Tony Hawk's Pro Skater. De hecho, está ad portas de estrenarse el documental Pretending I'm A Superman, que narra el origen de este videojuego y su impacto en la cultura popular.

Pero este no es un post sobre el legado de Tony Hawk's Pro Skater, sino sobre la demo de Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2, la remasterización que está preparando Vicarious Visions y Activision sobre los dos primeros videojuegos de la saga nacida en PlayStation. Esta semana pude probar la demo, que desde hoy está disponible para los que reservaron Pro Skater 1 + 2. Así que, sin más, les cuento mi experiencia.

Lo primero que me impresionó fue el video introductorio, en el que se combinan escenas antiguas con nuevas tomas de los protagonistas: Tony Hawk, Steve Caballero, Chad Muska, entre otros, aparecen mostrando que -pese a los años- aún están vigentes. Pero la intro también incluye a la nueva generación de skaters (Nyjah Huston, Leo Baker, Aori Nishimura, entre otros) que también aparecerán en la remasterización.

La demo como tal es bastante discreta en contenido: solo podemos controlar a Tony Hawk y solo está disponible el nivel Warehouse, donde dispondremos de dos minutos para realizar trucos y maniobras para sumar puntaje. No hay objetivos disponibles ni misiones por cumplir. Es implemente un ‘sal y patina’.

Sobre la jugabilidad, debo decir que -afortunadamente- se mantiene casi intacta respecto al original. Se ha implementado la posibilidad de utilizar el stick para mover al personaje y realizar los combos, pero particularmente sigo prefiriendo la cruceta para todo.

La experiencia al mando fue realmente satisfactoria, un sacudón de nostalgia, en muchos aspectos. Mientras controlaba a Tony Hawk venían a mi cabeza las decenas de horas invertidas en los primeros Pro Skater, sacando todos los endings y secretos. El único cambio remarcable que sentí en la remasterización es la velocidad del gameplay: me parece que corre un poco más rápido que en el juego original, aunque esto tal vez sea por el framerate de la actual versión.

La recreación de Warehouse es notable, haciéndose evidentes las más de dos décadas que separan la remasterización del juego original. Es brutal la cantidad de detalles y la iluminación del escenario, y todo corre suave, sin caídas de frames; mientras que los tiempos de carga son bastante cortos. Tal vez las animaciones faciales merezcan una revisión, ya que se sienten un tanto ‘tiesas’ -si cabe la expresión-, pero valgan verdades los rostros de los patinadores se ven poquísimo a lo largo de la experiencia.

Un apartado que no me ha convencido del todo es la música de Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2. Si bien Activision confirmó que la remasterización incluirá 22 temas clásicos de saga, también informó que habrá 37 nuevas pistas.

En la demo, estaban disponibles los clásicos Superman, de Goldfinger, y Guerrilla Radio, de Rage Against the Machine. Hasta ahí, todo genial. El problema está con las nuevas inclusiones: Afraid of Heights, de Billy Talent, y Lose Control, de Tyrone Briggs, no me gustaron para nada y terminé por eliminarlas del setlist. Solo jugué escuchando los temas clásicos.

La demo no da mucho más para el análisis, ya que no te permite jugar las distintas modalidades ni el multijugador. Este avance, aunque cortito, no ha hecho más que elevar mis expectativas por una remasterización que tiene muchísimo potencial, no solo para contentar a los viejos fans de la saga -como este servidor- sino también atraer a las nuevas generaciones. Estos 20 días hasta el estreno del juego se harán realmente largos.