La gala de The Game Awards tendrá lugar este 6 de diciembre. | Fuente: The Game Awards

No sé cuántas veces he escuchado que The Game Awards es “el Oscar de los videojuegos”. Temeraria comparación. Los Oscar son una celebración de la industria del cine de lo mejor del año que pasó, mientras que The Game Awards es una celebración por lo que se viene, una exaltación de los World Premieres. Y en el ínterin, se entregan ciertos premios.

Si la ceremonia de los Oscar dedicara tiempo a los tráileres de las películas que llegarán la próxima temporada, ¿la tomarían en serio? Los avances no tienen ni un segundo de espacio en la premiación del cine, y la expectativa año a año es inmensa.

Es triste ver que la premiación más conocida y esperada de la industria de los videojuegos no le dé el reconocimiento que merece al desarrollador, quien a fin de cuentas es quien pone en marcha todo el engranaje. Pero no. La gente quiere tráileres y anuncios. ¿Desde cuándo la mayoría por ser mayoría tiene la razón?

Geoff Keighley, presentador y productor The Game Awards, planteó esta semana una encuesta en Twitter para consultar a la gente lo que más esperaba de la ceremonia. Los World Premieres arrasaron en la votación, dejando mal parada a la propia naturaleza de la premiación. Esto solo reafirmó que el modelo planteado por Keighley y compañía era el adecuado y, obviamente, el más lucrativo. Pero, ¿el que se merece esta industria?

Así como están planteados, The Game Awards están en las antípodas de ser “los Oscars de los videojuegos” y, en mi opinión, no deberían ser tomados como un referente. Hace un año conversé con ‘Dayo’ y no dudó en calificar a esta premiación como una “pantomima”. Un año ha pasado y nada ha cambiado.

“Hacen falta dos cambios. Primero, dar todos los premios en escena y dedicarles a todos los premios la misma importancia. Segundo, fuera los World Premiere. Cuando demos esos dos pasos, empezaré a tomármelo en serio. Pero, hasta entonces, los Game Awards son el E3 2.0”.

¿Aceptarían una premiación así?, ¿qué dirá esa mayoría que solo quiere World Premieres? Mientras tengamos una ceremonia que mira hacia adelante en vez que reflexionar y celebrar lo conseguido hasta ahora, la industria no podrá crecer plenamente. Así de simple.

¿Qué opinas?