Slaps And Beans está disponible actualmente para PC, pero los desarrolladores no descartan adaptar el juego en consolas de actual generación. | Fuente: Trinity Team

En los ochenta, no había cable o internet. Menos YouTube o redes sociales. Lo que transmitían las televisoras locales era lo único a lo que la mayoría de niños y jóvenes de aquellos años tenía acceso. Las películas de Bud Spencer y Terence Hill eran algunas de esas producciones.

Si tienes más de 30 seguramente has visto alguna de las películas de este dúo italiano, que empezó con westerns cómicos (Me llaman Trinity o Le siguen llamando Trinity) para pasar a producciones ambientadas en la actualidad (Juntos son dinamita o Dos Puños Contra Río), pero siempre con su sello característico.

En junio de 2016, lamentablemente, falleció Bud Spencer, hecho que desencadenó una serie de tributos, tanto en su natal Italia, como en los países donde sus películas fueron famosas. Es así que nace la idea de realizar un videojuego que homenajee a este par, y el estudio a cargo fue Trinity Team.

Los desarrolladores italianos solicitaron financiación para el proyecto en la plataforma Kickstarter, y en menos del plazo estipulado ya habían recaudado mucho más de lo requerido. Sin duda, los fanáticos alrededor del mundo querían ver por primera vez Bud y Terence en un videojuego. Así es como nació Slaps And Beans.

Me permití hacer esta introducción porque aparte de analista y periodista, también soy fanático de este par. Debo haberme visto todas sus películas varias veces, y era uno de los tantos que esperaba esta producción con inusual expectativa. Así, sin más, los invito a seguir leyendo.

El videojuego cuenta con diálogos muy divertidos. | Fuente: Trinity Team

Lo bueno

Lo que más destaco del juego es que es un homenaje hecho y derecho a Bud Spencer y Terence Hill, a sus películas. No están todas, pero creo que hay guiños y fases íntegras que homenajean a filmes tan conocidos como las mencionadas Me llaman Trinity, Juntos son dinamita y Dos Puños Contra Río, pero también a otras producciones, como Pares y nones y Quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro.

Los movimientos de Bud y Terence también son fiel reflejo de lo que ellos hacían en sus películas: la brusquedad y torpeza del gigante barbón siempre contrastan con la habilidad y agilidad del rubio malabarista. Además, los ítems de salud son la cerveza y la sartén de frejoles con cebolla, acaso dos de los elementos más característicos de la filmografía del dúo italiano.

El sonido también parece sacado de las películas. Exagerados efectos de lapos, cachetadas y patadas desfilan por casi todo el juego. Un golpe tras otro a la nostalgia, cortesía de Trinity Team.

Slaps And Beans también incluye las canciones de las películas de Bud y Terence, casi todas a cargo de la banda italiana Oliver Onions. Así, en el videojuego escucharemos temas como Flying Through The Air, Bulldozer o la mítica Dune Buggy.

No quiero dar detalles sobre la historia, pero les adelanto que la premisa es muy a lo Bud y Terence. Siempre ocurre algo que los meterá en problemas y tendrán que salir del embrollo a punta de puñetes y patadas. Eso sí, toda la campaña está plagada de diálogos ingeniosos y muy graciosos.

Sobre la jugabilidad hablaré más adelante, pero quiero destacar la variedad de situaciones que Slaps And Beans nos plantea. Hay segmentos en los que ambos personajes deben coordinar para seguir adelante, y también fases enteras de competencias o persecuciones.

Trinity Team apuesta por gráficos retro de 16 bits para Slaps And Beans. Creo que ha sido una buena elección, ya que el juego de por sí es nostálgico. Haber utilizado gráficos realistas o algún formato animado no hubiera tenido el mismo efecto.

Finalmente, creo que el juego gana mucho cuando se juega en cooperativo. Hasta diría que es fundamental, ya que aún hay cosas por depurar cuando se juega en solitario (esto ya lo explicaré en detalle más adelante).

Slaps And Beans está doblado al español. | Fuente: Trinity Team

Lo malo

Slaps And Beans es un beat 'em up discreto, no destaca. No innova en ningún apartado y acaso su único mérito es, como ya mencioné, que tienen variadas situaciones.

El control de personajes es correcto, pero limitado en varios aspectos. Bud, por ejemplo, tiene un movimiento muy bueno en el que coge a dos enemigos y los arroja uno contra el otro. Terence, lamentablemente, no tiene algo parecido.

Sé que los movimientos están restringidos a las habilidades de cada personaje, pero me hubiera gustado que el estudio sea más arriesgado e incluya, por ejemplo, golpes que combinen a ambos personajes. O que se incluyan coleccionables a lo largo de la campaña.

El juego se me hizo corto. Se puede terminar en menos de tres horas, en menos si es que jugamos en cooperativo. Desde Trinity Team ya han dicho que no descartan ampliar la experiencia, algo que vendría muy bien de cara al lanzamiento oficial.

Aparte de la campaña, hubiera sido genial tener modos de juego extra, como una especie de survival en el que nos enfrentemos a oleadas de enemigos. También podrían extraerse modos de juego de la propia campaña, como carreras de buggies. Esto ayudaría también a ampliar la experiencia.

La dificultad general del juego creo que merece una revisión. En ‘Normal’ se me hizo todo bastante accesible incluso jugando en solitario, por lo que mi recomendación si buscas un reto es jugar de frente en el máximo nivel de dificultad.

La mezcla de sonidos también debe revisarse, ya que hay fases enteras en que la música se pierde frente a los efectos de sonido. Esto lo sentí más en la sección de la carrera de buggies, en las que con las justas escuchaba la mítica Dune Buggy.

Hay cosas que faltan implementar, como la posibilidad de jugar en cooperativo online, lo cual -creo- sería un plus. No todos tenemos la posibilidad de tener a un amigo en casa para poder jugar. Y -como ya dije- Slaps And Beans gana mucho si se juega con alguien.

La campaña dura menos de tres horas, pero seguramente querrás volver a pasarla para mejorar tus registros. | Fuente: Trinity Team

Lo feo

Slaps And Beans actualmente está en condición de early access en Steam. O sea, que el juego ya está a la venta, pero aún hay cosas por pulir hasta su lanzamiento oficial. Y sí que hacen falta mejoras.

En las dos veces que pasé el juego me encontré con varios bugs y glitches. Algunos graciosos, como personajes flotando. Pero en otros casos, el juego simplemente se congelaba o no podía seguir adelante, teniendo que reiniciar la partida.

Cuando se juega en solitario, hay problemas con el personaje que es controlado por la IA, ya que algunas veces hace las cosas por sí solo, mientras que en otras se queda inmóvil a la espera que hagamos el cambio de control y realicemos una acción determinada. Esto llega a incomodar.

Conclusión: ¿Vale la pena comprar Slaps And Beans? Sí, pero solo si eres fanático de las películas de Bud Spencer y Terence Hill. El juego está hecho con mucho mimo y respeto por el legado de este par, así que como fanático creo que es una inversión más que justificada. Y si no has visto estas películas, ¡hazlo! Porque el juego -como ya detallé en el análisis- no aporta mucho al género y basa todo su éxito en la nostalgia por las películas que vinos en los ochenta.

Y ustedes, ¿han jugado Slaps And Beans?, ¿qué opinan del videojuego en homenaje a Bud Spencer y Terence Hill?

0 Comentarios
¿Qué opinas?