Marvel's Spider-Man fue anunciado en el E3 2016 y es uno de los títulos más esperados de la PlayStation 4. | Fuente: PlayStation

Los primeros recuerdos que tengo de Spider-Man se remontan a mi niñez, con Spider-Man and His Amazing Friends, que era transmitida por televisión nacional. Con esa serie me hice fanático del Hombre Araña y sus “superamigos” Hombre de Hielo y Estrella de Fuego. Dios, ya estoy viejo.

Pasados los años, llegó la magistral serie animada de los noventa, que acá en Perú tuvo gran repercusión y, creo yo, influyó en toda una generación. Muchos se hicieron fanáticos de los cómics tras ver las aventuras de este superhéroe. Y muchos seguramente aún aguardan que se retome la serie, que nunca cerró debidamente. Pero no nos desviemos del tema.

Decir que Spider-Man ha pasado sin pena ni gloria por los videojuegos sería mentir. A lo largo de los años, ha habido notables producciones, como Shattered Dimensions y Edge of Time, de la pasada generación, o el alabado Spider-Man 2, de la época de PlayStation 2, Xbox y GameCube. Por ello, saber que Insomniac Games estaba detrás de un proyecto sobre el superhéroe neoyorquino generó bastante expectativa.

Han pasado dos años desde aquel E3 2016 en el que se anunció Marvel's Spider-Man, y hoy por fin tenemos en el mercado uno de los videojuegos más esperados por los fanáticos. ¿Está a la altura del superhéroe?, ¿vale la pena invertir en él? Los invito a seguir leyendo.

Lo bueno

La historia del videojuego me ha dejado una gratísima sensación. No solo es entretenida y emocionante, sino que desarrolla notables picos de drama y emotividad. Es fácil caer en la cursilería y en la lágrima barata, pero los guionistas han sabido llevar la historia de Marvel's Spider-Man adecuadamente.

Espero que Disney o la propia Sony se anime a lanzar cómics que cuenten el origen del Spider-Man del universo creado para este videojuego o, por qué no, una serie animada. Lo digo porque el videojuego arranca con un Spider-Man ya en pleno apogeo, con varios de sus enemigos derrotados o en prisión.

De regreso al videojuego, tengo que destacar la construcción de personajes. Peter Parker/Spider-Man evoluciona. No me refiero a que gane habilidades o mejoras, sino que el personaje en sí tiene un crecimiento como tal. Y eso es gracias al guión, que sin dejar de lado la grandilocuencia de una historia de superhéroes sabe llevar adecuadamente a los participantes.

De igual manera, los personajes secundarios y hasta los antagonistas -que no revelaré quiénes son para no destripar nada de la trama- han sabido ser llevados por un buen camino. Uno llega a conocerlos y empatizar con ellos.

El apartado jugable de Marvel's Spider-Man da para hablar bastante. Primero, y lo más destacable, es el desplazamiento del Hombre Araña por la ciudad. Nueva York es una urbe inmensa que está a nuestra total disposición desde el primer minuto. Movernos con la telaraña es una de las sensaciones más satisfactorias que un videojuego puede darnos. Avanzada la campaña desbloquearemos la posibilidad de hacer viajes rápidos, pero en verdad son innecesarios ya que se disfruta mucho columpiarse entre los edificios.

Luego tenemos el sistema de combate, que bebe mucho de los Batman Arkham de Rocksteady. No es una copia flagrante, pero se nota que Insomniac ha usado esa base para el desarrollo de su sistema de combate. Eso sí, ha sabido darle vuelta a la tuerca y llevar los combates al aire, gracias a los poderes propios de ‘Spidey’. Hay decenas de combinaciones, pero todo se hace muy intuitivo, al punto que en pocos minutos podemos dominar perfectamente la lucha.

También tenemos una tercera vertiente jugable, que son secciones de sigilo e investigación, así como algunos minijuegos que detallaré en la siguiente sección del análisis.

Se ha hablado mucho de los gráficos de Marvel's Spider-Man y de un supuesto downgrade respecto a lo que se mostró en tráileres pasados. Sin embargo, no encontré mayor problema (de hecho, les recomiendo ver el video de Digital Foundry para mayor referencia). Todo se ve genial y corre a una resolución bastante estable, pese a que estoy jugando en mi ya veterana PlayStation 4.

No solo el modelado de personajes sorprende, sino la iluminación diurna y nocturna. Los efectos de los ataques de los enemigos y las estelas de telaraña se mueven con tal naturalidad que abruma. Y, lo mejor, es que tenemos una brutal recreación de Nueva York: los edificios y monumentos más representativos están presentes y podemos hacer un paseo turístico tomando fotos (de hecho, hay un trofeo por sacar fotos de los lugares más famosos de la ciudad).

El juego está cargado de detalles y referencias que los fanáticos de Spider-Man sabrán valorar, como una cantidad generosa de trajes que iremos desbloqueando o los programas radiales de John Jonah Jameson, hater por excelencia del protagonista, pero también parodia magnífica del conservadurismo más recalcitrante.

Aparte de las misiones principales, tenemos una buena dotación de misiones secundarias, de las cuales solo un par vale la pena destacar, ya que tienen su argumento propio y terminan presentando enemigos nuevos dentro de la historia. Creo que debieron incluirse más encargos como estos.

Culminar la campaña puede demandarnos unas 25 horas de juego y otras tantas si nos dedicamos a completar el 100% de misiones, encargos y secretos. Una duración más que aceptable para el promedio del mercado.

Lo malo

Las misiones secundarias, en su mayoría, son simples y bastante repetitivas. Basta llegar a un punto, realizar alguna acción o enfrentarse a un puñado de enemigos, y listo.

Los encargos también carecen de variedad. Al inicio parece que tenemos varias cosas por hacer, ya que hay asaltos, ventas de narcóticos y hasta persecuciones. Pero pasadas las horas, vemos que esto se repite en todos los distritos de Nueva York, y el trabajo se convierte en rutina.

Lo mismo ocurre con los demás encargos que nos presentan. Ojo, no digo que no sea interesante hacerlos una, dos o hasta tres veces. Pero repetir lo mismo en cada distrito varias veces se vuelve tedioso.

El nivel de dificultad es bajo. Siento que los desarrolladores optaron por hacer el juego muy accesible para que las peleas sean más vistosas y sin interrupciones. Pero esto complota con la posibilidad de tener un buen reto al frente.

El desplazamiento de Spider-Man por las paredes es un tanto errático. No es intuitivo como balancearse por la ciudad, pero tampoco es un lastre. Sin embargo, sí creo que debe ser mejorado para la secuela.

Volvamos a la jugabilidad: la tercera vertiente son las misiones de sigilo/infiltración, que están a cargo de dos personajes secundarios (uno de ellos, Mary Jane Watson, que ya se vio en los avances). Si bien son misiones que logran mantener cierto grado de tensión, son bastante simples y sencillas. De hecho, el castigo por fallar es casi inexistente, ya que reapareceremos pocos metros antes de que nos descubrieran.

Para colmo, hay groseras incongruencias, como que la puerta de escape esté abierta y convenientemente ubicada al lado del objeto que estábamos buscando, o que los enemigos descubran que hay alguien en la zona, pero igual nos dejen el camino libre para que podamos seguir investigando.

Sobre los minijuegos, tenemos de dos tipos. Unos en los que debemos ordenar una suerte de circuito para que la energía circule, y otros en los que debemos hacer coincidir dibujos con una serie de sombras. Nada sobresaliente y su resolución no tiene premios destacables.

A lo largo de la campaña me topé con varios bugs curiosos, propios de los sandboxes. Nada que no pase de NPC atascados o elementos flotantes, pero igual están ahí y creo que debo mencionarlo. Solo una vez tuve que reiniciar la partida porque Spider-Man se congelo y no había como moverlo. Asumo -y espero- que esto se atenúe bastante con los parches que seguramente irán saliendo post fecha de lanzamiento.

El juego está localizado al español latinoamericano, algo positivo y digno de resaltar. Sin embargo, el doblaje no tiene un nivel destacable y no es completo, ya que en muchos cuando Spider-Man va por la calle muchos le hablan en perfecto inglés. Mi recomendación es jugar Marvel's Spider-Man en su idioma original.

Lo feo

Los DLC. Con los años he aprendido a aceptar que las empresas nos vendan expansiones o contenido extra de pago, y estaba más que cantado que Marvel's Spider-Man  iba a seguir por esta senda. Sin embargo, creo que PlayStation e Insomniac se equivocaron al anunciar con tanta fanfarria los DLC antes del lanzamiento del juego.

Creo que esto ha generado un ruido innecesario, y no faltan los haters que aprovechan el anuncio para desprestigiar el juego por algo que no debería entrar en la ecuación. La presencia del contenido extra, creo yo, debió ser anunciada mucho después.

Conclusión: Marvel's Spider-Man es uno de los mejores videojuegos de superhéroes jamás hechos, que no quede duda. Es un título entretenido, divertido y sorprendentemente emotivo. Se le puede acusar que no innova en demasía, ya que replica ideas ya vistas en la industria, pero esto no descalifica al producto, ya que lo que hace, lo hace muy bien. Si eres fanático de Spider-Man, no dejes de jugarlo.

Y ustedes, ¿ya jugaron Marvel's Spider-Man?, ¿qué expectativas tienen en Marvel's Spider-Man?

0 Comentarios
¿Qué opinas?