Dragon Ball FighterZ llega al mercado a inicios del 2018 para PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Bandai Namco

Dragon Ball es un anime/manga que me enganchó tarde. Abandoné la serie antes de Dragon Ball Z, y apenas vi solo dos o tres películas. No más. Fue recién con Dragon Ball Xenoverse cuando realmente me interesé en este universo, y empecé a empaparme más de la historia y de los personajes. Tarea titánica, ¿no?

Entiendo la expectativa generada en torno a Dragon Ball FighterZ. No solo es un nuevo videojuego de la franquicia (que de por sí genera hype), sino que se nota que es un trabajo con mucho mimo, respetando los cánones de Akira Toriyama. Y para cerrar este círculo basta decir que detrás del proyecto están los monstruos de Arc System Works, auténticos veteranos en juegos de peleas.

El pasado fin de semana pude acceder a la ansiada beta cerrada del juego, enfocada solo al componente online: una apuesta arriesgada, ya que siempre hay el riesgo de que los servidores fallen y que la experiencia se convierta en una auténtica pesadilla. La beta no sirve para sacar conclusiones definitivas, pero sí para ir viendo a dónde apunta este juego.

Acá algo de gameplay de la beta cerrada de Dragon Ball FighterZ. | Fuente: Bandai Namco

Esta beta solo nos permitió jugar partidas online, sin tutoriales ni opciones para practicar. Solo nos quedaba ir ensayando movimientos e ir descubriendo poco a poco las combinaciones y las posibilidades de este juego (claro, si es que no viste antes algún tutorial por internet).

Fue curioso encontrarme con jugadores experimentados que hacían gala de todo tipo de movimientos, pero también hubo momentos en los que me topé con algún novato que al igual que yo sabía poco o nada del juego. Esos pactos tácitos de no agresión para por unos segundos ensayar golpes fueron la tónica de varias de mis peleas.

En Dragon Ball FighterZ, tenemos que armar equipos de tres luchadores (en la beta estaban disponibles Goku, Krilin, Trunks, Freezer, Cell, Majin Buu, Vegeta, Gohan, Piccolo, y los androides A18 y A16), todos con un set de ataques similares, pero con efectos marcadamente diferenciados. No hay rounds y la pelea culmina cuando caiga nuestro último peleador.

Yendo al juego en sí, huelga decir que Arc System Works ha desplegado un sistema de peleas bastante accesible. Encadenar cadenas de golpes y realizar los especiales no es difícil, y pronto puedes hacer gala de espectaculares movimientos y especiales. Sin embargo, esto no quiere decir que el juego no tenga profundidad. Todo lo contrario.

La banda sonora de Dragon Ball FighterZ es simplemente genial. | Fuente: Bandai Namco

Dominar movimientos como la teletransportación es básico para encadenar golpes o salvarnos de un ataque enemigo. Las asistencias de nuestros compañeros son un arma elemental, no solo para seguir machacando al enemigo, sino para realizar devastadores ataques que pueden definir el futuro de un combate.

A nivel gráfico y técnico, Dragon Ball FighterZ es un auténtico goce. Las animaciones de los personajes y los efectos de los ataques están muy bien logrados, y todo corre sin bajones de frames. No hay sin tiempos de carga excesivos o ralentizaciones incómodas. Las peleas tienen efecto en el escenario, que puede quedar completamente destruido tras una batalla. De igual modo, la banda sonora está genial (en el post les dejo la canción principal del juego), los efectos de sonido tienen impacto y las voces de los personajes (en japonés) están bien actuadas.

Del post pueden deducir que quedé más que satisfecho de esta beta cerrada. Creo que las decisiones tomadas por Arc System Works son las adecuadas y todo apunta a que este juego conseguirá lo que pocos han logrado: ser uno de los grandes animadores de las reuniones de amigos y de los torneos profesionales más reputados.

Y ustedes, ¿llegaron a probar la beta de Dragon Ball FighterZ?, ¿qué expectativas tienen en torno a este juego?

¿Qué opinas?