eFootball PES 2020 se estrenó este 10 de septiembre para PlayStation 4, Xbox One y PC. | Fuente: Konami

“La cancha es nuestra”, reza el eslogan de Pro Evolution Soccer, un mensaje que trata de marcar terreno en esta sempiterna lucha contra FIFA por el dominio del género de los videojuegos de fútbol.

Este año Konami está decidido a inclinar la balanza a su favor con eFootball PES 2020 (PlayStation 4, Xbox One y PC), título con el que no solo le cambia el nombre a la franquicia sino con el que busca refundar las bases que la hicieron popular.

¿Habrá cumplido su objetivo?, ¿estamos ante el mejor título de la saga? A continuación, ensayo una respuesta.

Lo bueno

Ya desde la demo sentía que eFootball PES 2020 apostaba, y fuerte, por una jugabilidad realista. Con las bases de un notable PES 2019, el equipo desarrollador ha reforzado la simulación en términos de ritmo, velocidad de desplazamiento e importancia de los pases para llegar al arco contrario. Es el PES más realista a la fecha.

Para lograr esta sensación, Konami ha refinado los movimientos de los futbolistas y ha agregado animaciones en prácticamente todas las líneas. Realizar un buen pase o un buen disparo ya no solo depende de las habilidades propias de cada jugador, sino de si está bien perfilado para hacer una determinada acción.

Una de las principales novedades de eFootball PES 2020 es su nueva cámara por defecto, llamada Estadio. De su nombre, se desprende que simula una transmisión de un partido por televisión, con la cámara casi estática moviéndose de derecha a izquierda para seguir las acciones.

Polémicas aparte (sé que la comunidad está dividida respecto a esta implementación), creo que esta nueva cámara -más alejada- permite ver las acciones de mejor manera y ayuda a la creación de jugadas. En todo caso, si no te acostumbras, siempre hay la posibilidad de cambiarla por la del año pasado.

La iluminación en eFootball PES 2020 es genial, un trabajo soberbio que destaca especialmente en los partidos nocturnos. A la par, la ambientación de los estadios -muy aparte de su realista diseño- es magnífica, con barras, cánticos y hasta mensajes en los altoparlantes. Todo muy cuidado para reflejar lo que se vive dentro y fuera de un partido de fútbol.

Sé que eFootball PES 2020 no puede competir en número de licencias contra FIFA 20, pero la estrategia de Konami este año ha sido muy interesante. Ha dado duros y certeros golpes a la competencia, asegurándose exclusivas que empañan lo ofrecido por EA Sports. El caso más resaltante es, sin duda, el de la Juventus, pero no es el único: Boca Juniors, River Plate, Colo-Colo, Flamengo, entre otros, aparecerán en FIFA 20 con nombres ficticios o simplemente no estarán incluidos en el juego.

Y para el mercado local, Konami ha redoblado la apuesta, ya que a Alianza Lima y Sporting Cristal -que debutaron en PES 2019-, este año se sumaron Universitario de Deportes y Sport Boys: cuatro equipos nacionales licenciados, lo que abre la posibilidad de que, en un futuro, tal vez no muy lejano, tengamos por fin la liga peruana en su totalidad.

La licencia -no exclusiva- con la Selección peruana se mantiene, con el agregado de que en eFootball PES 2020 sí suena nuestro Himno antes de un partido.

Quisiera hablar del apartado online y de MyClub, pero hasta anoche, cuando redacté este análisis, no estaban activos los servidores de eFootball PES 2020. Así que les debo una actualización de este review en los próximos días.

eFootball PES 2020

El Himno Nacional del Perú suena en #eFootballPES2020. De paso, vean el diseño de los jugadores de la ‘Bicolor’.

Publicado por Más Consolas en Martes, 10 de septiembre de 2019

Lo malo

Si bien Konami ha conseguido una jugabilidad soberbia, muy realista y convincente, aún hay deudas pendientes por saldar en este apartado pueden tirar por la borda todo lo alcanzado.

En las muchas horas que jugué eFootball PES 2020, me topé con ciertos problemas de inteligencia artificial. Por ejemplo, los laterales algunas veces no saben ‘leer’ las jugadas y demoran en reaccionar para correr al espacio vacío o, peor, se quedan plantados, obligándote a retroceder y rearmar un ataque.

También me topé con defensores que se desentienden de la jugada o tienen reacciones extrañas cuando se les pide presionar al rival. En otras ocasiones, cuando la pelota está suelta, no aparece un solo jugador controlado por la IA con la intención de recogerla.

Ojo, no son problemas que se presentan en todos los partidos, pero están. Y creo que esto podría corregirse con los venideros parches.

La cámara Estadio me encanta, pero es necesaria una pulida. Por ejemplo, durante mis sesiones de eFootball PES 2020, en un par de oportunidades, el balón salió del encuadre por unos segundos hasta que el ‘camarógrafo’ reaccionó. Nada grave y hasta podría pasar como anecdótico, pero no debería ocurrir.

Hablando de la jugabilidad en sí, debo cuestionar la inusitada efectividad de los tiros libres. Entiendo que auténticos monstruos como Lionel Messi o Cristiano Ronaldo no fallen una, pero esta efectividad la tienen incluso lanzadores no tan diestros. Un reajuste es justo y necesario.

Creo que el apartado gráfico de eFootball PES 2020 llegó a su techo en esta generación, ya que, salvo el tema de la iluminación -que destaqué párrafos arriba-, no hay gran diferencia respecto a lo ofrecido en PES 2019. Y aquí es cuando los detalles que antes pasábamos por alto se hacen sentir.

Antes del lanzamiento, Konami se ufanó de las realistas representaciones de muchos de los futbolistas que aparecen en el juego. Y soy hidalgo en reconocer que todos aquellos que han pasado por el escaneo 3D están representados al milímetro. Sin embargo, esto no ocurre con los demás futbolistas, que se parecen muy poco o simplemente no se parecen en nada a sus pares de carne y hueso.

Y esto ocurre no solo en clubes y selecciones no licenciadas, sino también en aquellos con los que Konami ha firmado una alianza. Basta ver las alineaciones de los equipos peruanos y de nuestra propia Selección para notar que hay marcadas deficiencias.

Las cinemáticas del final de un partido y las que salen cuando logramos un campeonato son prácticamente un calco de las de PES 2019. Ya urge una renovación y variedad en este apartado, ya que el realismo dentro de la cancha se ve opacado por estos detalles.

Los comentaristas de los dos últimos PES se mantienen, en todos sus idiomas, con casi las mismas frases y comentarios. Especial atención tengo con los narradores argentinos Rodolfo de Paoli y Diego Latorre, en los que sigo sintiendo un desnivel notorio. Mientras De Paoli ‘vive’ el partido con mucha intensidad, Latorre es demasiado parco, hasta lacónico. Lo bueno es que se mantiene la opción de elegir las narraciones en japonés con el gran Jon Kabira a la cabeza.

Konami aseguró que en eFootball PES 2020 íbamos a ver una remozada Master League, algo que llamó mucho la atención, teniendo en cuenta que es una de las modalidades más queridas de la saga. Sin embargo, los cambios son mínimos, se han reciclado ideas de anteriores juegos y hasta se han tomado algunas cuestionables decisiones.

En la nueva Master League, ya no podremos diseñar un entrenador a nuestra imagen y semejanza. Ahora, deberemos elegir entre diversos diseños hechos por defecto, que incluyen como novedad representaciones de exastros del balompié, como Diego Maradona, Romário, Bebeto, entre otros.

Esta decisión obedece a que se han incluido algunas cinemáticas con diálogos -no hablados- para darle un ambiente más realista a la representación de una temporada futbolera. Así, tenemos charlas técnicas (motivacionales, más que nada), entrenamientos, ruedas de prensa y hasta reuniones del comando técnico con los directivos del club. En estos segmentos hay opciones de diálogo que podemos elegir para definir el perfil de nuestro entrenador, pero su repercusión en el juego no es determinante.

Esto es lo único nuevo de la renovada Master League, ya que se sigue jugando igual, con las mismas reglas y opciones. Sigue siendo entretenido elegir un equipo y llevarlo de la mano a ganar diversas copas y torneos, pero aquí es donde más se siente la falta de licencias oficiales, ya que no es lo mismo clasificar a la ‘European Club Championship’ que a la Champions League.

Finalmente, debo mencionar que las plantillas están muy desactualizadas, con clubes licenciados que incluyen jugadores que ya cambiaron de equipo. Konami ha anunciado en sus redes sociales que habrá parches y actualizaciones entre el 10 y el 12 de septiembre, por lo que este problema posiblemente quede resuelto en los próximos días.

Lo feo

Ya en mi análisis de PES 2019 acusé una clamorosa falta de opciones para el juego offline, y la historia se repite en eFootball PES 2020. No hay una sola modalidad nueva, manteniéndose los sempiternos modos Amistoso, Cooperativo, Copa, Liga y Entrenamiento. De hecho, los retos en los entrenamientos son casi los mismos que del año pasado, algo que habla a las claras de un descuido por este apartado.

No por ser un videojuego de fútbol se deben limitar las opciones para el usuario. FIFA, por ejemplo, tiene el entretenido modo The Journey, la opción de jugar partidos con seleccionados femeninos y en su última entrega resucitará el fútbol callejero. Pero ejemplos no solo hay en FIFA. Hace unos meses analicé en el blog Legendary Eleven, un título independiente que emulaba los videojuegos futboleros arcade de los ochenta, y en el que había una interesante modalidad en la que recreábamos un partido histórico, con la misión de cumplir ciertos parámetros en el juego. Como ven, opciones hay.

Conclusión: Konami ha tocado el cielo y el infierno con eFootball PES 2020. Es el producto de Konami más redondo a nivel jugable, reflejando fielmente lo que es un partido de fútbol. Lo conseguido en este apartado es sobresaliente. No obstante, el juego tropieza con problemas endémicos de la franquicia, como la falta de opciones offline, licencias, y un apartado gráfico/técnico que parece haber llegado a su techo en la generación. ¿Es el mejor PES a la fecha? Sí. ¿Será suficiente para hacer frente a FIFA 20? Lo sabremos en unas semanas.

¿Qué opinas?