Red Dead Redemption 2 se estrenó el 26 de octubre para PlayStation 4 y Xbox One. | Fuente: Rockstar

Antes de redactar este análisis puse el soundtrack de Red Dead Redemption 2 para repasar en mi mente lo jugado, para recordar lo vivido en esta recreación del Viejo Oeste estadounidense. Y no dejo de sorprenderme por lo conseguido por Rockstar, tanto a nivel jugable como argumental.

¿Es tan bueno Red Dead Redemption 2 o la prensa exagera? Después de terminar el juego e invertir unas horas más en seguir explorando el universo recreado para la ocasión, creo que puedo ensayar una respuesta. Los invito a seguir leyendo.

A nivel gráfico, Red Dead Redemption 2 es el nuevo referente de la generación. | Fuente: Rockstar

Lo bueno

El cimiento sobre el que descansa todo en Red Dead Redemption 2 es su historia, una genial epopeya sobre los últimos años del Viejo Oeste. Esta campaña sirve de secuela del genial juego de la generación pasada, y nos permite conocer no solo los orígenes de John Marston sino de toda la banda de Dutch van der Linde (a quienes nos enfrentamos en el anterior juego).

En este juego no controlamos a Marston, como podría esperarse, sino que todo lo vemos desde la perspectiva del forajido Arthur Morgan, lugarteniente de Van der Linde. Si bien esta decisión puede generar ciertas dudas, el argumento lo sabe justificar y con creces.

El juego inicia con la banda escapando de un gran atraco que no salió bien. Esto no solo sirve para presentar a los protagonistas, sino para ir marcando una diferenciación entre ellos, en sus caracteres y su modo de ver la vida.

Acá quiero destacar algo muy importante y que marca todo el juego. Si bien el protagonista es Morgan, todos los miembros de la banda tienen un rol importante y el argumento se da el tiempo de presentarlos adecuadamente y desarrollarlos como es debido. Nada está puesto por poner en Red Dead Redemption 2.

Sin destripar nada de la campaña, quiero resaltar el gran trabajo conseguido en el desarrollo de los personajes, en especial de Morgan y Van der Linde. Este último es un estafador que le vende a la banda la idea de un gran atraco que los sacará de la situación en la que se encuentran. Lo paradójico es que, como ya les conté, todo empieza con la banda huyendo de un asalto que salió mal.

Hay otros elementos a nivel argumental que me han encantado, como el tratamiento que se le da al conflicto entre el Gobierno de EE.UU. y los indios. Explícitamente se ve cómo se ha llevado a los indios a reservas y cómo los han empujado a situaciones límite en las que no les queda más camino que enfrentarse a los opresores, pese a que no hay forma de que puedan salir victoriosos.

Red Dead Redemption 2 es un videojuego con un ritmo propio, bastante metódico, que demora en explotar, pero todo en beneficio de la trama. Es una decisión que puede parecer cuestionable, pero que está perfectamente justificada: presentarnos a los integrantes de la banda es indispensable para lo que se viene después.

Lo conseguido por Rockstar a nivel gráfico es superlativo. Los detalles en el escenario son brutales, la recreación de los pueblos, de las ciudades, de la naturaleza, es sobrecogedora; y la iluminación te deja perplejo. Estamos en un entorno vivo que reacciona a nuestro paso y eso es algo que realmente no esperaba en un videojuego de esta generación.

La música y los efectos de sonido de Red Dead Redemption 2 son magníficos. Cada melodía acentúa lo visto en pantalla y le da esa cuota de dramatismo y emotividad necesaria. Canciones como That's The Way It Is o American Venom se vuelven inolvidables por lo que terminan representando en el juego.

De igual modo, los efectos sonoros son acertados y cierran el círculo de realismo. Mención aparte merece el trabajo de los actores de doblaje: gran interpretación.

En Red Dead Redemption 2, hay decenas de actividades que hacer y las misiones son variadas y entretenidas. | Fuente: Rockstar

Lo malo

El nivel de dificultad merece una revisión, ya que en ningún momento encontré un gran reto. Esto no solo se da por la inteligencia artificial de los enemigos, sino porque tenemos una mira asistida que nos lleva de la mano para que simplemente apretemos el gatillo. No sé si esto se hizo a propósito para que la historia fluya, pero quienes buscan un reto mayúsculo, en Red Dead Redemption 2 no lo encontrarán.

Por si el nivel de dificultad bajo y la mira asistida no sean suficientes, tenemos la posibilidad de ralentizar el tiempo para poder apuntar en la cabeza a nuestros enemigos y eliminarlos fácilmente. De hecho, cada vez que eliminemos a un enemigo de un certero balazo, se desplegará una pequeña cinemática en la que vemos el efecto de nuestro disparo en el enemigo.

Sobre las misiones, hay dos detalles que no me cuadraron del todo. Primero, que cada vez que abrimos el mapa y pasamos el cursor sobre el destino, aparece una imagen con una pequeña descripción de lo que haremos. Si bien el texto no es explícito, la imagen es un spoiler de lo que se viene y en algunos casos descaradamente vemos quién aparecerá en ese segmento.

Lo segundo es que las misiones tienen parámetros que cumplir para conseguir una medalla (bronce, plata y oro) dependiendo de nuestro desempeño. Lo malo es que solo conoceremos los retos a cumplir (no usar medicina, acabar en determinado tiempo, solo usar armas cortas, etc.) al terminar la misión, lo que nos obliga a rejugar el segmento si es que queremos mejores registros.

A nivel jugable, creo que los combates cuerpo a cuerpo son un punto flaco. No solo se sienten muy mecánicos, sino que hasta encartonados. Se ven hasta irreales cuando estos se dan entre varias personas.

En la campaña encontré también algunos puntos bajos, como segmentos un tanto forzados y que hasta nos sacan de la locación original del juego. Otro punto a considerar es la extensión del epílogo.

El juego base concluye magistralmente y hasta ahí no tengo reparos. Sin embargo, tal como en el primer Red Dead Redemption, se incluyó un epílogo para cerrar cabos sueltos de la historia principal. A diferencia del anterior juego, este el epílogo se prolonga por varias horas hasta el desenlace.

Esta decisión obedece a que se está tratando de empalmar el cierre de Red Dead Redemption 2 con el arranque del primero, y esto en mi opinión no era necesario. Hay muchas cosas que sin contarlas se sobreentienden a la perfección, pero en Rockstar quisieron darle un cierre con lujo de detalles a su historia.

Esto me permite preguntar: ¿qué tan necesario es haber jugado el primer Red Dead Redemption para abordar este? Yo creo que en ambos escenarios hay beneficios. Si no has jugado el primero, no sabes qué será de los integrantes de la banda y todo lo que les depara. Pero si ya has jugado el primer Red Dead Redemption, jugar la precuela te permite conocer los orígenes de los protagonistas y lo que los llevó al extremo.

Pese al prolongado tiempo de desarrollo (siete años, según Rockstar), Red Dead Redemption 2 no es perfecto a nivel técnico. Hay algunos glitches curiosos, como elementos flotantes, pero también me tocó uno que me obligó a reiniciar el juego. Nada grave que arruine la experiencia, pero cumplo con mencionarlo.

Ni el genial Red Dead Redemption II está libre de glitches :)

Publicado por Más Consolas en Domingo, 2 de diciembre de 2018

Lo feo

No encuentro nada en Red Dead Redemption 2 como para colocar en este apartado, salvo la polémica generada por el extenuante trabajo detrás de esta producción. Dan Houser, cofundador de Rockstar, reveló en octubre al portal Vulture que sobre el final del desarrollo el equipo tuvo que trabajar más de 100 horas semanales para cumplir con la fecha de lanzamiento. Esto muestra, sin tapujos, todo lo que hay detrás de las grandes producciones.

Si bien esta polémica fue atenuada por la recepción que ha tenido el juego (muchas calificaciones perfectas y premios), no creo que sea un tema para dejar pasar, más aún en un rubro como el de los videojuegos, en el que los usuarios son ligeros al expresarse de un producto sin saber todo el trabajo que hay detrás.

Conclusión: Red Dead Redemption 2 ronda la perfección. Rockstar ha elevado el listón en la industria con un videojuego maduro, nostálgico y muy emotivo, con una jugabilidad excelsa y un ritmo inédito. Red Dead Redemption 2 no solo es uno de los mejores juegos del año y de la generación, sino uno de los mejores que he jugado en mi vida.

¿Qué opinas?