Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 llegó a Nintendo Switch el pasado 25 de junio. | Fuente: Activision
Más Consolas

Por: Fernando Chuquillanqui

Periodista, cinéfilo, coleccionista, gamer.

Es curioso ver cómo la historia -a veces- se repite. En 1999, Tony Hawk's Pro Skater se estrenó en la PlayStation, y fue un éxito rotundo. Meses después, ya en el nuevo milenio, el videojuego fue adaptado para la Nintendo 64. Más de veinte años después, Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2, el remake de estos auténticos clásicos, se estrenó en PlayStation 4 y Xbox One y, meses después, llega su adaptación para Nintendo Switch.

No llegué a probar la versión de Nintendo 64 de Tony Hawk's Pro Skater, pero las críticas de la época hablaban de una adaptación bastante competente a nivel jugable, aunque con lamentables recortes a nivel sonoro, debido a la capacidad de los cartuchos.

¿Se repetirá la historia?, ¿Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 llega con algún tipo de recorte? El pasado fin de semana estuve jugando varias horas esta versión y acá les puedo compartir algunas impresiones.

Antes que nada, aclaro que este post no es un análisis completo del juego, ya que este ya lo hice en su momento (pueden leerlo aquí), por lo que ahora me centraré más que nada en las características propias de la versión de Nintendo Switch.

Debido a las características técnicas de la consola híbrida, esta versión de Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 llega con ciertos recortes a nivel gráfico y de rendimiento. Por ejemplo, la carga poligonal es menor; y la iluminación, así como los reflejos no están tan bien marcados como en las versiones de PlayStation 4 y Xbox One. La distancia de dibujado también es menor que en las otras consolas, aunque esto es algo que solo se nota en los escenarios grandes.

Otro cambio es la tasa de frames, que ha pasado de 60 (en PS4/One) a 30 bastante estables. Acá el cambio me pareció, hasta cierto punto, beneficioso, ya que -como mencioné en mi análisis hace unos meses- sentía que el remake corría demasiado fluido respecto al juego original. Al estar anclado en 30 FPS, la sensación se me hizo más familiar que en el título de 1999. Cuestión de gustos.

El gran diferencial de la versión de Nintendo Switch es la posibilidad de jugar de manera portátil donde te plazca. En este formato, baja la resolución, pero la tasa de frames se mantiene estable, así que no encontré mayor problema, salvo uno muy particular.

Resulta que el botón X, que se usa para hacer los grinds, está muy cerca (demasiado) al botón +, por lo que me ha pasado varias veces que en vez de hacer un truco termino pausando el juego. No sé si les ha pasado a todos, pero se los comento como parte de mi experiencia.

Otra de las cosas que quería probar era el desempeño del multijugador online. Debo decir que he quedado gratamente sorprendido por la facilidad que he tenido para encontrar partidas, lo que habla a las claras de que hay una nutrida comunidad de jugadores en Switch. Además, el gameplay es fluido, salvo pocos glitches con los que me topé. Nada grave, pero cumplo con mencionarlos.

En resumen, la versión de Tony Hawk's Pro Skater 1 + 2 para Nintendo Switch es más que notable. Salvo los recortes gráficos y técnicos necesarios por las capacidades de la consola, la jugabilidad y la diversión están intactos. No dejes de jugar los remakes de estos auténticos clásicos de la industria.