La “serpiente cantante” es en realidad una nueva especie de rana

Los investigadores han rastreado el supuesto “canto” de la serpiente venenosa shushupe en dos especies de grandes ranas arbóreas del Amazonas, una de las cuales es una nueva.
Los científicos han rastreado las “canciones” de la serpiente shushupe a las llamadas de una especie recién descubierta de rana arbórea: Tepuihyla shushupe. | Fuente: Mongabay Latam | Fotógrafo: Pablo Venegas.

(Mongabay Latam / Shreya Dasgupta) Los pobladores nativos de algunas partes de la región de la Amazonía han creído por mucho tiempo que una serpiente mortal, la shushupe (Lachesis muta), puede cantar. Sin embargo, los científicos dicen que la serpiente venenosa, que puede llegar a medir más de tres metros de longitud, no puede vocalizar en absoluto.

Los investigadores que estudian las poblaciones de ranas en la cuenca del Amazonas de Perú y Ecuador han rastreado el supuesto “canto” de la shushupe a sus verdaderos vocalistas: dos especies de grandes ranas arbóreas que viven en troncos huecos en los bosques amazónicos.

Te puede interesar: ¿Es posible recuperar los bosques destruidos por la minería de oro en Madre de Dios?

La primera especie es la poco conocida Tepuihyla tuberculosa, una rana arbórea crema verdosa que tiene una llamada compuesta de notas cortas, informan los científicos en un nuevo estudio publicado en la revista ZooKeys. Actualmente, el estado de la población es desconocido, y los autores sugieren que clasifiquen a la especie en la Lista Roja de especies amenazadas de la UICN como especie con datos insuficientes (DD).

La segunda rana es una especie recién descubierta que el equipo ha nombrado Tepuihyla shushupe. Según los informes, los pobladores nativos usan la palabra shushupe para referirse a la serpiente venenosa. La llamada de Tepuihyla shushupe también consiste de notas cortas “repetidas a un ritmo rápido”, casi parecida a la llamada de un pájaro, escriben los autores.

Hasta ahora, la recién descrita rana solo se le conoce en las cabeceras de los ríos Ere y Campuya, en la cuenca del río Putumayo, cerca de la frontera entre Perú y Colombia. Dada la falta de información sobre el estatus de la población, el equipo sugiere que Tpuihyla shushupe se clasifique también como especie con datos insuficientes (DD).

Te puede interesar: Perú: La resistencia del café

Ambas especies miden más de siete centímetros (tres pulgadas) de largo, escriben los autores, haciéndolas particularmente grandes para el género Tepuihyla. Las dos especies probablemente viven en copas de árboles, y ponen huevos en los agujeros de árboles parcialmente llenos de agua, especulan los autores.

La razón por la que los lugareños asocian las llamadas de las dos especies con la serpiente shushupe, sigue siendo un misterio.

Traducción: Romina Castagnino. Fuente: Santiago R. Ron et al. Systematics of Ecnomiohyla tuberculosa with the description of a new species and comments on the taxonomy of Trachycephalus typhonius (Anura, Hylidae), ZooKeys (2016). DOI: 3897/zookeys.630.9298.

¿Qué opinas?