La cámara CATS Cam utilizada en la filmación incorpora múltiples sensores ambientales, como profundidad y temperatura, así como el movimiento y la aceleración de la ballena.
Una ballena jorobada madre y cría cerca de la superficie. Las ballenas bebés necesitan respirar cada pocos minutos durante su primer año, por lo que el par tiende a permanecer cerca de la superficie. | Fuente: Best Running | Fotógrafo: montereydiver
Mongabay

Por: Mongabay

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.

Las ballenas bebé, como todos los mamíferos jóvenes, dependen de la leche de su madre para su desarrollo inicial. Un nuevo video que sigue a una ballena jorobada y a su cría muestra cómo esta última se posiciona debajo de su madre para mamar. Investigadores de Madagascar colocaron una cámara en la parte posterior del bebé para proporcionar esa perspectiva inusual.

Los científicos de Cétamada, organización sin fines de lucro de Madagascar que realiza investigaciones, educación y concienciación sobre ecoturismo con ballenas y otros cetáceos, y el equipo de comunicaciones de bioacústica de la Universidad Paris Sud en Francia han estudiado a las ballenas jorobadas que se reproducen a lo largo de la costa este de Madagascar, cerca de la isla de Sainte Marie.

Esta es la primera vez que se graba a una cría de ballena jorobada viajando mientras su madre la amamanta desde su perspectiva. Observe cómo la cría busca las hendiduras mamarias a ambos lados de su madre, mientras que la madre reduce su ritmo para permitir que su cría se alimente mejor. También puede escuchar las llamadas de ballenas en el fondo. El video fue grabado usando una cámara CATS Cam en una zona de reproducción de ballenas jorobadas en la isla Sainte Marie en la costa este de Madagascar.

Esta es la "primera cámara puesta en una cría de ballena jorobada para estudiar las interacciones conductuales entre madres y jóvenes", escriben los investigadores en el video. El clip muestra primero a las ballenas viajando y después a la cría saliendo a la superficie para respirar.

"Es muy importante para nosotros recopilar videos bajo el agua", le dijo a Mongabay Olivier Adam, profesor de la Universidad Paris Sud, "especialmente para obtener información sobre las interacciones entre la madre y la cría, la duración de las apneas [cesos respiratorios, a menudo en la superficie] y la profundidad de las inmersiones".

Los investigadores grabaron el video con una cámara CATS Cam, un dispositivo programable diseñado específicamente para el seguimiento de animales. Con el fin de estudiar las interacciones madre-cría, dijo Adam, el dispositivo combinó el video y el audio con acelerómetros y sensores ambientales para capturar los patrones de temperatura, presión y movimiento que cambian a medida que una ballena desciende o emerge.

Una madre jorobada con su cría en la superficie para respirar. Los bebés recién nacidos miden aproximadamente 4-5 metros de largo y pasan a comer alimentos sólidos después de un año de sustento con la rica leche de su madre. | Fuente: Best Running

Las ballenas crecen escuchando muchos sonidos como, por ejemplo, las canciones de ballenas macho, llamadas sociales y sonidos físicos producidos por saltos o golpes de colas y aletas pectorales. Desde 2013, el equipo que estudió las ballenas jorobadas del este de Madagascar ha puesto marcas acústicas en pares de madres y crías para conocer sus interacciones vocales, las cuales antes eran en su mayoría desconocidas.

Los investigadores utilizaron un palo de 3 metros de longitud para fijar la cámara/marca en cada ballena que rastrean. "Nos acercamos a la ballena muy lentamente para poner la cámara en la parte posterior de la ballena jorobada", dijo Adam.

Las marcas multisensoriales con capacidad de audio y video han permitido a los científicos comprender mejor el comportamiento social de las crías y evaluar las amenazas a su entorno cambiante.

Lee más | Científicos hallan nueva subespecie de ballena de aleta en el Pacífico Norte

Durante el primer año, las ballenas bebé pueden permanecer bajo el agua por solo unos minutos a la vez. La lactancia generalmente ocurre debajo de la superficie. Las crías de ballena no pueden respirar y alimentarse al mismo tiempo, por lo que dado el esfuerzo que le toma a la cría colocarse debajo de su madre para comer, los periodos de lactancia tienden a ser cortos. La leche tiene un 45-60 % de grasa, por lo que incluso una lactancia breve permite que la cría crezca.

Presenciar la succión por parte de las crías es extremadamente raro y no existe evidencia fotográfica, señala la investigación aludiendo al uso del video. En un estudio de 2017 de casi 200 parejas de ballenas jorobadas madre-cría en Hawái, los investigadores observaron solo cuatro casos claros de lactancia. Estos bebés se alimentaron durante aproximadamente 31 segundos (rango 15 – 55 segundos) a la vez antes de regresar a la superficie para respirar. 

Los científicos han colocado previamente una "cámara de ballena" en una ballena minke juvenil para obtener esa visión en primera persona del movimiento del animal y los hábitos de alimentación en la Antártida.

Según el equipo de investigación de Madagascar, el nuevo video muestra por "primera vez [el comportamiento de lactancia] desde la perspectiva de la cría". El video sugiere que la madre reduce su ritmo para acomodar a la cría y muestra a esta yendo a la superficie para respirar mientras que su mamá se queda abajo.

"Tal grabación de video es una oportunidad increíble para estudiar la atención materna en las ballenas jorobadas", concluyen los científicos en el texto. "Con un mejor conocimiento de las ballenas jorobadas, podemos protegerlas mejor".

El artículo original de Sue Palminteri fue publicado en Mongabay Latam. Puedes revisarlo aquí.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.