Un caimán negro (Melanosuchus niger) en Cocha Cashu. | Fuente: ©Fortunato Rayan Perez
Mongabay

Por: Mongabay

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.

Poder trasmitir en doce imágenes la experiencia de visitar la Estación Biológica Cocha Cashu, un laboratorio natural instalado en el corazón del Parque Nacional Manu es imposible. Sin embargo, en Mongabay Latam hemos tratado de elegir entre decenas de fotografías, las doce que mejor representan un viaje a lo más profundo de uno de los bosques tropicales mejor conservados de la Amazonía peruana.

En los recorridos por algunos de los tramos de los 52 kilómetros de trochas que rodean a la estación biológica, lo primero que pudimos sentir fueron miradas atentas que acompañaban nuestra caminata: primates. El sonido entre las hojas de los árboles y su comodidad para saltar de una rama a otra nos permitieron observarlos con la ayuda de un par de binoculares y el lente de nuestra cámara. El primero en entrar en escena: el mono ardilla. 

Lee los reportajes del especial Cocha Cashu: ciencia desde lo más profundo de la Amazonía

Un mono ardilla (Saimiri boliviensis) calcula su próximo salto desde una de las copas de los árboles de Cocha Cashu. | Fuente: ©Gabriel Herrera
Un mono machin negro (Sapajus macrocephalus), concentrado en la corteza de un árbol, con la mirada fija y arañando la superficie en busca de uno de sus bocadillos favoritos: insectos. | Fuente: ©Gabriel Herrera
Este mono capuchino (Cebus apella) forma parte de ese grupo de animales que se desplaza por el bosque de la estación con libertad y sin temor. No hay amenazas ni perturbaciones a su hábitat en este rincón de la Amazonía peruana y eso se evidencia en el comportamiento de este primate. | Fuente: ©James Stroud
Esta pequeña monjita (Monasa nigrifons) le muestra a la cámara su merienda del día. | Fuente: ©Fortunato Rayán
Un grupo de trompeteros (Psophia crepitans) recorre el bosque imperturbable, sin tomar en cuenta nuestra presencia. El sonido de las pequeñas pisadas de estas aves sobre la hojarasca se puede percibir si se mantiene un poco de silencio. | Fuente: ©Gabriel Herrera
Las distintas especies de hormigas presentes alrededor de la estación se desplazan imparables por el bosque. Una de estas trabajadoras incansables que llevan a cuestas alimento, pedazos de hojas o ramas pudo ser captada en medio de su faena por Yannet Quispe, la joven bióloga que las estudia. | Fuente: Yannet Quispe
Ver caer la tarde en Cocha Cashu es un espectáculo imperdible. Algunos prefieren disfrutar ese momento nadando en la cocha —con todos los riesgos que eso implica— , otros simplemente buscan su trípode para conservar un segundo de ese paisaje y poder rememorarlo luego en la ciudad. | Fuente: ©Gabriel Herrera
Una rana arborícola se ve descubierta y mira fijamente al lente de la cámara. La noche suele ser el momento predilecto de los herpetólogos, tomando en cuenta que se han identificado alrededor de 82 anfibios en ‘Cashu’. | Fuente: ©Gabriel Herrera
La mañana es un momento ideal para caminar por las trochas y observar los árboles milenarios distribuidos alrededor de la estación. Es en el bosque que uno se puede encontrar con las aletas gigantes de una imponente lupuna (Chorisia integrifolia) o de un shihuahuaco. | Fuente: ©Gabriel Herrera.
Desde la orilla de la cocha Cashu es posible mirar a los lobos de río (Pteronura brasiliensis) revoloteando en el agua y buceando para atrapar a sus presas. En la laguna de herradura que rodea a la estación vive una familia que se deja ver sin problemas todas las mañanas. | Fuente: ©Gabriel Herrera
Esta es una de las tantas escenas que puede regalar Cashu: la luna adelantándose a la tarde. Con esta imagen cerramos esta galería de fotografías que representa una pequeña travesía por una de las estaciones biológicas más importantes de Latinoamérica. | Fuente: ©Gabriel Herrera

El artículo original fue publicado en Mongabay Latam. Puedes revisarlo aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en el Perú, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.