El tiburón más rápido del mundo se dirige velozmente hacia la extinción

El tiburón mako de aleta corta, el tiburón más rápido conocido, es uno de los 17 tiburones y rayas cuyo estado de conservación ha empeorado en los últimos años.

Tiburón mako de aleta corta. | Fuente: Wikimedia Commons | Fotógrafo: Mark Conlin/SWFSC Large Pelagics Program

(Mongabay). El tiburón mako de aleta corta, el tiburón más rápido conocido del mundo, que puede alcanzar velocidades de hasta 70 kilómetros por hora, está un paso más cerca de la extinción.

Según Grupo de Especialistas en Tiburones (SSG, por su singla en inglés) de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza), que evaluó las tendencias de la población de 58 especies de tiburones y rayas y actualizó sus estados de conservación este 21 de marzo, 17 especies están ahora en peligro de extinción. Para algunas especies, sus clasificaciones revisadas los llevan al borde de la extinción.

El tiburón mako de aleta corta (Isurus oxyrinchus), por ejemplo, ha sido elevado de Vulnerable a En Peligro de Extinción, al igual que su primo, el mako de aleta larga (Isurus paucus). Ambos makos, muy apreciados por su carne y aletas y buscados por los pescadores recreativos, están siendo sobrepescados y no tienen cuotas de pesca que regulen su extracción.

«Nuestros resultados son alarmantes y, sin embargo, no son sorprendentes, ya que encontramos que los tiburones que son especialmente de crecimiento lento, buscados y desprotegidos ante la pesca excesiva son los más amenazados», Nicholas Dulvy, copresidente de SSG y profesor de biodiversidad marina y conservación en la Universidad Simon Fraser en Canadá, dijo en un comunicado. «Particularmente preocupante es el rápido e icónico tiburón mako de aleta corta que hemos clasificado como En Peligro de Extinción debido a una grave reducción de la población en todo el mundo; en el Atlántico disminuyó 60 % durante unos 75 años».

El tiburón espinoso de ojos verdes (Squalus chloroculus) también ha sido clasificado como En Peligro de Extinción, ascendiendo de su clasificación anterior como Casi Amenazado. Según los investigadores, debido a que las hembras tienen una gestación de casi tres años, el tiburón es extremadamente lento en crecimiento, lo que lo hace particularmente vulnerable a la presión de la pesca.

Acercamiento al rostro del tiburón mako de aleta corta. | Fuente: Wikimedia Commons | Fotógrafo: Spotty11222

Tres especies de tiburones (el tiburón ángel argentino, el tiburón de aleta blanca y el pez ángel de espalda lisa) han subido de categoría a En Peligro Crítico de Extinción desde categorías de amenaza más bajas. Al mismo tiempo, algunas especies con poblaciones relativamente saludables continúan en la categoría de Menor Preocupación; por ejemplo, las especies que no son muy buscadas, como la raya pelágica (Pteroplatytrygon violacea), o aquellas que viven en las profundidades marinas donde los equipos de pesca no pueden alcanzar fácilmente, como el tiburón boquiancho (Megachasma pelagios).

«Las amenazas a tiburones y rayas siguen en aumento y, sin embargo, los países de todo el mundo aún no cumplen con sus compromisos de conservación, particularmente con respecto a los límites básicos de captura», dijo en el comunicado Sonja Fordham, vicepresidenta de SSG con sede en Shark Advocates International, un proyecto The Ocean Foundation, con sede en Washington, DC. “Para cambiar el rumbo y permitir la recuperación de tiburones y rayas, el SSG está pidiendo límites de pesca nacionales e internacionales inmediatos, como prohibiciones completas de aquellas especies clasificadas como En Peligro o En Peligro Crítico. La necesidad de acción es urgente».

El artículo original fue publicado en Mongabay Latam. Puedes revisarlo aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación de los océanos en Latinoamérica y el mundo, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Sepa más:
¿Qué opinas?