En la operación policial hubo un enfrentamiento de diez minutos entre la banda criminal, denominada “Los Injertos de Tambopata” y las fuerzas del orden. Sin embargo, no hay detenidos hasta la fecha. | Fuente: Dirandro

(Mongabay Latam / Vanessa Romo). Una unidad de investigaciones especiales de la Dirección Antidrogas (Dirandro), personal de las fuerzas armadas, junto a una fiscal del Ministerio Público, intervinieron ayer a las 8:30 a.m., en medio de un fuego cruzado, una avioneta de placa boliviana con treinta kilos de clorhidrato de cocaína dentro del Parque Nacional Bahuaja Sonene.

Fueron las operaciones de inteligencia desplegadas durante la semana las que permitieron ejecutar la operación. Primero se identificó una pista de aterrizaje clandestina dentro del área protegida, en una zona cercana al distrito de San Pedro de Putina Punco, en la provincia puneña de Sandia, en la margen izquierda del río Tambopata.

Y luego, de acuerdo con información proporcionada por la Dirandro y obtenida por Mongabay Latam, se supo que la organización criminal dedicada al tráfico ilícito de drogas, denominada ‘Los Injertos de Tambopata’, planeaba transportar cocaína desde ese punto con destino a Bolivia.

 

Una avioneta blanca de placa boliviana CP-2936. | Fuente: Dirandro

Por eso ayer por la mañana, la fiscal provincial de la Primera Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Tráfico Ilícito de Droga en Ayacucho, Kelinda Janampa Oscategui, se reunió con el personal de la Dirandro y de las Fuerzas Amadas y se transportaron en helicóptero a las coordenadas donde se ubicó la pista clandestina de aproximadamente 600 metros. A las 8:30 a.m. se escuchó el sonido de una aeronave, por lo que se desplazaron hasta ella. Fue ahí donde encontraron una avioneta blanca de placa boliviana CP-2936 con cerca de 15 personas que cargaban paquetes para depositarlos dentro.

Ese encuentro provocó un enfrentamiento entre los delincuentes y las fuerzas del orden durante diez minutos. Durante el ataque, la avioneta trato de acelerar para despegar, pero fue neutralizada. Según la información proporcionada por la Dirandro, se incautó la avioneta blanca, un GPS marca Garmin y “un costal de rafia color negro con un aproximado de 30 kg. de alcaloide cocaína”.

Según la policía, la organización criminal tiene como principal centro de operaciones el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) y desarrollaría “las actividades de procesamiento, adquisición, acopio, seguridad, transporte y comercialización de alcaloide cocaína”.

La policía halló 30 kilos de cocaína dentro de la aeronave. | Fuente: Dirandro
En el interior de la avioneta se hallo un GPS marca Garmin. | Fuente: Dirandro

Las operaciones de ‘Los Injertos de Tambopata’, además, abarcan las regiones de Cusco, Ayacucho, Apurímac y Puno. El destino final de la droga, señala la Dirandro, es Bolivia y los cargamentos son enviados a través de avionetas que parten de “campos aéreos no controlados ubicados en la jurisdicción de la Reserva Nacional de Bahuaja Sonene”.

La policía no pudo detener a los narcotraficantes, pero la Dirandro comunicó que continúan en la zona buscando a los criminales, así como las armas de fuego utilizadas durante el ataque y otra carga de cocaína.

Enterada de la noticia, Alicia Abanto, adjunta para el Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas de la Defensoría del Pueblo, dijo en una entrevista con Mongabay Latam que “es gravísimo que el Parque Nacional Bahuaja Sonene esté siendo carcomido por el narcotráfico y la minería ilegal. Si bien, es importante el operativo realizado (y sin dejar de saludar sus resultados), no podemos negar que las mafias tienen el control de la zona, al margen de la capacidad de control territorial del Sernanp y de las fuerzas del orden”.

La Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) señala en su último informe que el parque Bahuaja Sonene es el área protegida que posee la mayor superficie cultivada con coca ilegal: hay 118 hectáreas de este cultivo dentro del parque. | Fuente: UNODC 2017 /MAAP 2015

Y se refirió también a las crecientes extensiones de cultivos de coca y a la aparición de pistas de aterrizaje clandestinas,  que “muestran la urgencia de un cambio rotundo en la gestión del control del territorio en dicha zona. El cambio de estrategia debe estar liderado por la PCM (Presidencia del Consejo de Ministros)”.

Abanto ya se había pronunciado en mayo de este año, tras la difusión del Especial “Bahuaja Sonene en peligro” publicado por Mongabay Latam. Entonces cursó oficios a la Fiscalía de la Nación, al Ministerio del Interior y a la Sunat para que tomen acciones frente el problema de la minería ilegal. Esta vez, la adjunta de la Defensoría del Pueblo, se pronuncia sobre las mafias de la minería ilegal y el narcotráfico en las áreas naturales protegidas.

Una versión ampliada de este reportaje fue publicada en Mongabay Latam. Puedes leerla aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en el Perú, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí.

¿Qué opinas?