Minería ilegal arrasó en un año área equivalente a 1800 campos de fútbol en Madre de Dios

Imágenes obtenidas por radar del satélite Sentinel-1 muestran cómo avanzó la deforestación en Madre de Dios entre enero de 2017 y febrero de 2018
Los lugares con mayor deforestación son La Pampa y Alto Malakowski, dos zonas afectadas por la minería aurífera. | Fuente: Sociedad Peruana de Derecho Ambiental

(Mongabay Latam / Yvette Sierra Praeli). Por primera vez, el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP, por sus siglas en inglés) utiliza satélites con sensores de radar para monitorear la deforestación en Perú. Y el uso de esta tecnología les ha permitido detectar que la minería ilegal aurífera en Madre de Dios, durante el último año,  arrasó con 1.32 mil hectáreas de bosques, el equivalente a 1800 campos de fútbol.

Los dos satélites de radar, Sentinel 1, de la Agencia Espacial Europea monitorearon esta pérdida de superficie boscosa entre enero de 2017 y febrero de 2018.

Las imágenes captadas muestran que el sector denominado La Pampa es el más golpeado por la minería,  pues presenta niveles de deforestación que alcanzan las 438 hectáreas durante todo el año evaluado.

+ Mongabay | El sábalo: el pez que recorre tres países y lucha por su supervivencia

Una segunda zona con alta pérdida de superficie boscosa es el sector de Alto Malinowski, en la cuenca de mismo nombre en Madre de Dios, que registra una pérdida de 178 hectáreas de bosques.

En este caso, un informe anterior de MAAP también daba cuenta de que se trata de una zona altamente deforestada, en la que se perdieron hasta 1570 hectáreas de bosques (2150 campos de fútbol) entre el 2015 y el 2017.

Adicionalmente, se ha podido observar que se ha detenido la expansión de la minería ilegal al interior de la Reserva Nacional Tambopata desde junio del 2017.

Imágenes de la deforestación en Madre de Dios, Perú, captadas por radares del Sentinel 1. | Fuente: MAAP

Visión por radar 

Matt Finer, investigador principal de MAAP, señaló a Mongabay Latam que el uso del radar les permite hacer un análisis muy preciso sin preocuparse por la presencia de nubes o variaciones en el clima.

“Se puede hacer un análisis cada 12 días, no hay demoras entre imágenes buenas y las que no lo son debido a la presencia de nubes, como ocurre con los satélites con sensores ópticos. Por ejemplo, en el MAAP que acabamos de publicar, hemos podido documentar la deforestación por actividad minera de 650 hectáreas, entre octubre y febrero, época con muchas nubes”, explicó el investigador de MAAP.

El radar —dijo Finer— permite hacer observaciones casi en tiempo real, sin excepción, aún cuando se presenten problemas con el clima. “Es un gran avance y tiene mucho potencial para el gobierno y la sociedad civil, pues se puede aprovechar mucho más esta tecnología de libre acceso”, señaló Finer.

Imágenes de la deforestación en Perú captadas por satélites con sensores ópticos. | Fuente: MAAP

Desde el año 2014, la Agencia Espacial Europea proporciona imágenes gratuitas de sus dos satélites de radar, Sentinel-1, un instrumento que proporciona un conjunto único de observaciones de la superficie de la Tierra en cualquier condición meteorológica, de día o de noche, señala la agencia en su sitio web

En cambio, según se precisa en el informe emitido por MAAP, los satélites con sensores ópticos tienen una limitación clave: la información sobre los bosques puede estar bloqueada por la presencia de nubes, un problema común en un lugar lluvioso como la Amazonía.

La tecnología que ofrece el radar para observar lo que sucede en la Amazonía permitirá, de ahora en adelante, conocer con mayor precisión cómo se van perdiendo los bosques amazónicos.

Si quieres saber más sobre los esfuerzos de conservación en la Amazonía, revisa esta colección de artículos de Mongabay Latam.

0 Comentarios
¿Qué opinas?