‘Pequedragas’: operativo contra minería ilegal en el río Napo

Dos embarcaciones convertidas en dragas móviles fueron destruidas durante acciones de interdicción. En abril de este año, reportaje de Mongabay Latam detalló cómo funciona esta modalidad de minería ilegal.

Pequedragas’ destruidas durante el operativo de la fiscalía ambiental de Ucayali. | Fuente: FEMA Ucayali

(Mongabay Latam / Yvette Sierra Praeli). Huamán Urco es un sector del río Napo, en Iquitos, donde se había instalado la minería ilegal. Quienes transitaban por esa zona mientras viajaban desde la ciudad de Iquitos hacia el caserío Santa Clotilde y las comunidades nativas que se ubican a orillas del Napo sabían que en ese lugar podían ver a los mineros ilegales operando en la denominadas ‘pequedragas’.

Desde que aparecieron estas dragas móviles —instaladas sobre embarcaciones tradicionales conocidas como ‘peque peques’— para extraer oro de manera ilícita en los ríos, las comunidades nativas del río Napo han dado la batalla para que dejen de operar en sus aguas.

La fiscalía ambiental encontró dragas en el sector de Huamán Urco, en el río Napo. | Fuente: FEMA Ucayali

Este esfuerzo ha encontrado respuesta en la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Iquitos. Un reciente operativo ejecutado en agosto logró acabar con dos ‘pequedragas’ que operaban cerca de la comunidad de Huamán Urco, en el distrito de Mazán, provincia de Maynas de la región amazónica de Loreto en Perú.

El problema de la minería ilegal en el río Napo se puso en evidencia en abril de este año cuando Mongabay Latam publicó un reportaje que daba cuenta de esta modalidad de extracción de oro. El operativo forma parte de una serie de acciones que realizan la FEMA y las comunidades nativas para enfrentar esta actividad ilegal. Sin embargo, las ‘pequedragas’ continúan navegando en el Napo.

Lee más | CITES regulará comercialización del tiburón mako para proteger a la especie

Esfuerzos contra la minería ilegal

“Es un avance en la lucha contra la minería ilegal. Principalmente, teniendo en cuenta el modus operandi de esta actividad ilícita. Por eso, estamos proponiendo alternativas que nos permitan hacer los operativos en simultáneo por aire y por río”, señala el fiscal Alberto Caraza sobre la facilidad de movimiento de estas embarcaciones que les permiten escapar de la justicia y burlar la ley.

El operativo de la FEMA se ejecutó en coordinación con la Capitanía de Puerto de Iquitos, la Unidad de Fuerzas Operativas Especiales (FOES) de la Marina de Guerra del Perú y el departamento de medio ambiente de la Policía Nacional del Perú.

En abril de este año, un reportaje de Mongabay Latam reveló cómo esta nueva modalidad de extracción ilegal de oro se estaba instalando en varios sectores del río Napo.

Dos ‘pequedragas’ vistas desde el aire en el sector de Huamán Urco, en el río Napo. | Fuente: FEMA Ucayali

No solo en el sector de Huamán Urco se podían ver estas embarcaciones, sino también frente a los territorios de varias comunidades nativas como Sumac Allpa y Rango Isla, entre otras. En ese momento, durante un recorrido por el Napo, Mongabay Latam constató la presencia de por lo menos seis ‘pequedragas’ operando en diferentes zonas del río.

El fiscal Caraza considera que el artículo publicado por Mongabay Latam ha servido para impulsar las acciones que ahora está tomando la FEMA. En el reportaje —dice Caraza— se describe exactamente cómo operan estas mafias dedicadas a la extracción ilegal de oro. “Es la misma modalidad descrita en el reportaje con los ‘peque peques’ adaptados para funcionar como dragas”.

Pese a que dos ‘pequedragas’ fueron destruidas, Caraza lamentó que no se lograra detener a ninguno de sus ocupantes. “Hemos barrido todo el río Napo. El problema es que han encontrado la manera de alertar sobre nuestra presencia, mediante el uso de radio, y escapar en medio del bosque”.

La versión completa de este reportaje fue publicada en Mongabay Latam. Puedes leerla aquí.

Si quieres conocer más sobre la situación ambiental en el Perú, puedes revisar nuestra colección de artículos. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

¿Qué opinas?