El oso de anteojos es el único úrsido autóctono de Sudamérica. | Fuente: SBC Perú

(Mongabay Latam). En el Refugio de Vida Silvestre de Laquipampa, las cámaras trampa de la Spectacled Bear Conservation Society (SBC) han demostrado que el oso de anteojos vive en los bosques secos de Batán Grande, en Lambayeque, Perú.

“Identificamos 22 individuos que habitan en el refugio y a ninguno de ellos lo habíamos visto antes en Batán Grande. No sabíamos que había tantos en esa área protegida”, explica Renzo Piana, director de Ciencia y Conservación SBC Perú.

El oso de anteojos (Tremarctos ornatus) es el único úrsido autóctono de Sudamérica. Habita desde Venezuela hasta el sur de Bolivia. Mide hasta 1.90 m de alto y pesa hasta 125 kilos. Es omnívoro, de hábitos solitarios y mayormente diurnos.

Los osos de anteojos pueden ser reconocidos de manera individual por la mancha blanca, los anteojos, en su cara.

Se encontraron 22 osos de anteojos en Laquipampa. | Fuente: SBC Perú

“Queremos ubicar las áreas prioritarias para la conservación del oso y proponer un corredor para esta especie en el norte Perú”, agrega Piana.

En las imágenes de Laquipampa se reconocieron a individuos de oso de anteojos vistos en el cercano bosque de Salas, por lo que hay conectividad entre las zonas.

Los científicos creen que los osos van de Laquipampa a Salas para alimentarse de zapote, una planta que ha sido arrasada por la agricultura.

La versión original de este reportaje de Yvette Sierra fue publicada el 30 de enero del 2019. Puedes leer más aquí.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

 

¿Qué opinas?