Los expertos calculan que existen menos de 20 individuos en una región donde la especie es considerada ecológicamente extinta.
Cámara trampa registra a un yaguareté adulto macho merodeando dentro del Parque Nacional El Impenetrable. | Fuente: Proyecto Yaguareté / Conservation Land Trust
Mongabay

Por: Mongabay

Mongabay Latam es una plataforma de noticias ambientales, científicas y de conservación en español.

(Mongabay Latam / Rodolfo Chisleanschi). “La última huella de yaguareté [jaguar] que habíamos encontrado en esa zona databa de mayo de 2013. Solo ese dato ya marca la importancia del hallazgo de esta semana”. Verónica Quiroga, doctora en Biología de la Universidad de Córdoba, es unánimemente reconocida como la mayor especialista argentina en yaguaretés. Nadie como ella entonces para resaltar el significado de la filmación de un ejemplar de Panthera onca, el félido más grande del continente, realizada el pasado sábado por una cámara trampa instalada en el interior del Parque Nacional El Impenetrable, en la provincia del Chaco, en Argentina.

La noticia ha sacudido las redes conservacionistas y ambientales en todo el Gran Chaco, justo en momentos de enorme incertidumbre, debido a los incendios de las últimas semanas en áreas de esta gigantesca provincia fitogeográfica en Bolivia y Paraguay; y en plena polémica por el avance de los desmontes en territorio argentino.

El yaguareté, también llamado jaguar o tigre en otras regiones sudamericanas, es considerado como especie Casi amenazada en la Lista Roja de la UICN, pero en la región chaqueña su situación es mucho más dramática. Una estimación realizada en 2010 por la doctora Quiroga establecía la existencia de “no más de 20 ejemplares” en el área. “Hoy en día es incluso probable que estemos más cerca de los 15 que de los 20”, afirma.

De hecho, los expertos indican que más allá de que no haya dudas de su presencia, la especie está “ecológicamente extinta”. La propia científica, investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) lo explica: “Estamos hablando de individuos aislados, por lo que no se puede cumplir la función depredadora y de regulación de poblaciones porque el impacto de su presencia es muy bajo. Además, no sabemos si se están reproduciendo ya que desconocemos si los pocos machos y hembras de la zona se están encontrando”.

Lee más |  ¿Podrá salvarse el Jardín Botánico de Caracas con 500 dólares anuales? 

Un macho adulto y muy grande

A finales de agosto, Leonardo Juber participó en el hallazgo de las primeras huellas del individuo filmado hace menos de dos semanas. “A partir de ese momento fuimos instalando varias cámaras trampa a lo largo del río, en la zona del rastro”, relata. La tarea sumó elementos aportados por el propio parque y la ONG Conservation Land Trust, que cuenta con una estación fija en el lugar. Fue una de sus cámaras la que captó las imágenes del individuo el sábado 14.

“Se trata de un macho adulto y muy grande”, confirma Verónica Quiroga, quien supone que se trata de un ejemplar del cual hace varios meses se venían registrando rastros en los alrededores del área protegida, ya que las características de la pata que se ve en la filmación es similar a la de las huellas encontradas. “De ser así, el dato sería muy interesante”, subraya la doctora cordobesa, “de algún modo, significaría que anduvo recorriendo mucho hasta que logró entrar al parque, y tal vez lo haya identificado como un lugar tranquilo y sin disturbios para quedarse”.

Imagen de huella de yaguareté o jaguar tomada el 31 de agosto. | Fuente: Verónica Quiroga

La actividad en El Impenetrable se ha multiplicado a partir del hallazgo. “Estamos iniciando una serie de acciones para intentar anclar el yaguareté al lugar”, dice Juber. La tarea se realiza de dos maneras. Por un lado, con la instalación de dispositivos que emiten sonidos del bramido de las hembras de la especie en celo —“Son muy particulares”, indica la doctora Quiroga—.

Por otro lado, acaba de llegar al área un ejemplar hembra que forma parte del plan de reintroducción de la especie en el Parque Nacional Iberá, situado en la provincia de Corrientes, 560 kilómetros al sureste de El Impenetrable. Será ubicada en un recinto cerrado, ya que se trata de un ejemplar de cautiverio que no se puede liberar debido a la imposibilidad de que se readapte a la vida silvestre, pero se espera que sea útil para atraer la atención del macho aparecido en estos días y así aumentar su interés en permanecer en la zona.

Lee más | Bolivia: así es el nacimiento de una paraba barba azul | VIDEO

Se intentará la captura para colocarle un collar satelital

Con Leonardo Juber a la cabeza, en estos días se está realizando un recorrido por los parajes que rodean el parque, a uno y otro lado del río Bermejo, con el fin de informar a la población y pedir su colaboración en el rastreo del ejemplar. “La idea es visitar a los vecinos y dar charlas en las escuelas, para que nos avisen si llegan a ver al yaguareté o incluso algún animal que haya sido atacado por él. Queremos tener la posibilidad de seguir sus pasos más allá de los límites del parque”, comenta el intendente del área protegida.

La relación de los habitantes del Chaco con la especie ha sido particularmente difícil, “más por temor que por conflicto por la cuestión ganadera”, subraya Nicolás Lodeiro, “la gente lo ha cazado por miedo antes que por el hecho de que pueda matarle sus vacas. El resultado es la dificultad para encontrar un ejemplar. Nosotros colocamos cámaras trampa en el Parque Nacional Baritú, en las Yungas, y podemos calcular la presencia de 2 o 3 yaguaretés por kilómetro cuadrado. En el Impenetrable tenemos cámaras desde 2013 y no vimos ninguno”.

Yaguareté o jaguar en el Gran Chaco. | Fuente: Alfredo Romero

El siguiente paso en relación al individuo que se dejó ver en la cámara de El Impenetrable será un intento de acercamiento para efectuar una captura momentánea que permita la instalación de un collar satelital. La intención es controlar su derrotero y estudiar sus movimientos. “Es un procedimiento que venimos realizando desde hace varios años con la especie en los bosques de Misiones y nos brinda una información muy valiosa”, indica Verónica Quiroga.

Leonardo Juber mira aún un poco más lejos y se ilusiona: “Quizás haya más ejemplares en los alrededores, hembras silvestres que se sientan atraídas por el macho; o machos que lo hagan porque huelan a la hembra que tendremos aquí durante un tiempo. Pensando en términos de conservación, este es un lugar seguro donde podrían reproducirse. Y para El Impenetrable es una oportunidad única de visualización. No se trata de un animal cualquiera; para nosotros, el yaguareté es ‘la’ especie”.

La versión completa de este reportaje fue publicada en Mongabay Latam. Puedes leerla aquí.

Si quieres conocer más sobre animales de Latinoamérica y el mundo, puedes revisar esta colección de artículos de Mongabay Latam. Y si quieres estar al tanto de las mejores historias de Mongabay Latam, puedes suscribirte al boletín aquí o seguirnos en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.