Análisis | Nintendo Switch: el cambio que esperábamos

Puse a prueba la nueva consola de la marca japonesa, aquella que pone nuevamente a Nintendo en el primer plano de los videojuegos.
El Nintento Switch se vende en el Perú a 1699.90 soles. | Fuente: Video: PlayZone

Cuando te das cuenta que estás lejos de lo que ofrece la competencia, lo mejor es diferenciarte para captar la atención de los que buscan algo distinto. Eso ha pasado con Nintendo y tras dos generaciones en las que siempre estuvo detrás de Sony y Microsoft, la Gran N nos trae, finalmente, el Nintendo Switch. Esta nueva consola ya se puede comprar a nivel mundial (también en Perú) y pretende innovar el mercado de videojuegos por su revolucionaria y acertada forma de jugar.

Este sistema es lo que debió ser el Wii U cuando fue lanzado a finales del 2012. Los de Kyoto utilizaron como modelo el gamepad de la consola anterior y le sacaron el jugo a este con un desarrollo impecable para darle un paso más a la portabilidad, sin buscar una competencia directa y, como siempre, diferenciándose de una máquina común casera. Y decimos común porque el Switch es un híbrido: se puede jugar conectado a la tele así como en modo portátil.

Pero, ¿esto es suficiente para que Nintendo vuelva a estar en la cima de la industria de videojuegos? Analicemos la nueva consola japonesa punto por punto.

Ergonómico y práctico

Lo primero que me sorprendió cuando fui a adquirir mi unidad fue darme cuenta de que la caja era más pequeña de lo que pensaba, haciéndome recordar mucho al NES Classic Edition. De acuerdo, esta última es más chica por medida, pero para ser una consola sí que asombra su volumen.

El Nintendo Switch ya se vende en nuestro país a un precio de S/. 1699.90. | Fuente: Nintendo

Lo de adentro ni que decir. El Switch es más pequeño de lo que parece en un principio, pero eso no quiere decir que esté mal. Nintendo te hace olvidar el concepto de que una consola siempre tiene que estar en casa, pues en este caso no lo es. El fabricante oriental ha dejado claro que podemos jugar donde queramos y su diseño se basa en eso. Es la portátil más voluminosa del mercado, pero con la practicidad ante todo. La consola (sin los Joy-Con) es fácil de transportar (si quieren relacionarlo puede ser del tamaño de una phablet).

Ese diseño práctico se manifiesta al acoplar los Joy-Con, creando una portable que no entrará en un bolsillo, pero que al cogerlo y apretar los botones nos damos cuenta que la gran N aprovechó mucho lo ergonómico, porque el Switch se adapta sin problemas en cualquier circunstancia.

No es la consola con mejores acabados, pero sí destaca sobre otras del mercado y las diseñadas anteriormente por Nintendo. También es importante resaltar su peso. Comparándolo con el Wii U, esta nueva máquina es más ligera, tanto que asusta al agarrarla por primera vez, aunque durante unas horas de uso esto no molesta para nada.

¿Qué más viene en la caja? La base, aquella que sirve para colocar la consola y conectarla, a través de un cable HDMI, al televisor proyectando la imagen. Esta parece una simple caja negra, pero no lo es. En ella abrimos una tapa y se insertan los cables de poder y el HDMI, además hay conexiones USB, como, por ejemplo, para cargar el Pro Controller o quizás en un futuro no lejano la de instalar un disco duro externo. ¿Quién sabe?

Luego cerramos la caja y ponemos el Switch para jugar desde el mueble de tu casa. Se retiran los Joy-Con y utilizamos el Grip para ajustarlos en ambos lados. De esta manera, el soporte termina siendo un mando independiente.

Tiene tres modos de juego: portátil, tablet y TV. | Fuente: Nintendo

Lo que sí no me cuadró es justamente esto. Esto último no termina de convencerme y por momentos se vuelve algo incómodo. Sin embargo, luego de haberlo probado por más de 10 horas la consola y algunos juegos, te acostumbras a la forma de este control de juego. Pese a ello, sí recomiendo comprar el Pro Controller, ya que es más confortable y tiene mayor precisión.

Además, es cierto lo que se viene rumoreando por la web. El Joy-Con izquierdo (L) falla en algunos momentos cuando está conectado en el Grip, y esto se hace notar con mayor frecuencia en ‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’. Por algún rato, perdemos el control de Link, como si el Joy-Con estuviera desconectado, y se vuelve frustrante manejarlo. Pero, Nintendo ha anunciado que uno de los motivos de esta falencia es por colocar el Switch y la base detrás o pegado al televisor. Recomiendo separarlo y ponerlo en un lugar visible para que el sensor de los controles funcionen adecuadamente.

Tres modos

He probado tantas veces los distintos modos de juego que tengo que aceptar que el modo portátil se me acomoda más. Y es que al conectarlo a la tele siento que la calidad baja un poco, sobre todo si el televisor es de gran tamaño (superior a las 42 pulgadas). En cambio, la pantalla de 6,2 pulgadas de la consola, con resolución de 720p, es magistral. El brillo, calidad de imagen y las funciones táctiles no dejan de impresionar. El único problema es su corta duración de batería. Aproximadamente dura 3 horas, pero, como todo dispositivo movible, se puede conectar con el adaptador de corriente, sin necesidad de cargarlo en la base.

¿Eso es todo? En absoluto. Es importante indicar que cuando utilizamos el Switch desde la base, podemos usar los Joy-Con como mandos de movimiento de forma independiente. Esto es bastante satisfactorio, ya que para jugadores casuales existe el ‘1 2 Switch’, disponible desde el lanzamiento, y con los mandos le sacamos el jugo a la nueva consola de Nintendo. Cada usuario agarra un control para jugar, pero antes debemos insertar los straps, que vienen incluidos en la caja, a los Joy-Con. Estos se ponen en la ranura que está al lado de estos para ayudar a presionar los botones SL y SR, además de agregar una correa para ajustarla en tu muñeca.

El Joy-Con izquierdo cuenta con un botón para tomar fotos y compartir en redes sociales. El derecho tiene el botón home, sensor para registrar los amiibos y una cámara infrarroja que detecta la forma, movimiento y distancia con objetos, perfecta para probar el ‘1 2 Switch’ y disfrutar sus más de 20 juegos.

Los Joy-Con se puede utilizar como mandos independientes para dos jugadores. | Fuente: Nintendo

Y en base a esto encontramos el tercer modo del Switch: el de sobremesa. Detrás de la consola tiene un parante para ubicarla en cualquier superficie plana. De ahí, cogemos los Joy-Con y nos ponemos a jugar sin necesidad de una TV. Preciso por si estamos fuera de casa y queremos utilizarlo con más de un jugador.

He jugado todos los modos posibles y los resultados son satisfactorios, pero como digo, el portátil me atrae mucho más. Sorprenden mucho sus altavoces integrados alcanzando un alto volumen cuando se encuentra al máximo. Además la pantalla es sensible al tacto, olvidando la de DS y 3DS que, sin el stylus, era imposible maniobrar.

Un punto que sí es criticable es su capacidad de almacenamiento. De serie viene con 32 GB de memoria, con 6 GB que utiliza el sistema del Switch. Si nos gusta comprar digitales, esto puede ser contraproducente, ya que tres o cuatro juegos pueden ocupar todo el disco. Con solo decir que el nuevo Zelda tiene 13,6 GB. No obstante, se puede incrementar con tarjetas micro-SD hasta una capacidad de 2 TB, pero ¿era necesidad de esto? Entiendo que Nintendo quiso abaratar costos, pero al menos 200 GB hubiera sido suficiente, ¿no creen?

Si se juega en modo TV, recomiendo el Pro Controller (se vende por separado) por su comodidad y precisión. | Fuente: Nintendo

Interfaz minimalista

El sistema operativo del Wii U era de lo más frustrante por su lentitud para cargar el menú y otras opciones. Sin embargo, en Nintendo Switch se da un gran salto en este tema. Es verdaderamente rápido navegar por las funciones del sistema, desde su configuración inicial hasta cuando queremos personalizarla. Quizás esto se deba a su simple y agradable diseño. Incluso el eShop es sumamente amigable y podemos encontrar rápidamente las cosas. Claro, ahora hay poco que buscar, pero si continúa esa línea los resultados serán favorables.

Conclusión

El Nintendo Switch es una consola realmente prometedora. Es cierto que algunos problemas técnicos, como el Joy-Con izquierdo en modo TV, genera más de una crítica, pero creemos que esto será arreglado con actualizaciones. La nueva máquina japonesa tiene mucha personalidad y potencial. Tranquilamente puede ser la mejor consola portátil creada hasta la fecha, y a eso hay que sumarle que se puede jugar como tú quieras. La tecnología se ajusta ahora a las exigencias del usuario. Nintendo lo sabe y con el Switch solo queda claro que la Gran N está de vuelta y a lo grande. Altamente recomendado.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es uno de los juegos que ya está disponible desde su lanzamiento. | Fuente: Nintendo
¿Qué opinas?