¿Cómo hacer una gran presentación en público?
Alrededor del 75% de la población padece algún sentimiento de nerviosismo o ansiedad al hablar en público. | Fuente: Paramount Pictures

Ya sea presentar un tema en la universidad, dar un discurso en una boda o exhibir los resultados del balance mensual en el trabajo, hablar en público es inevitable para varios aspectos de la vida. Fuente de inseguridad para muchos y de paralizante miedo para otros, pararse frente a una audiencia con confianza es algo que se puede aprender y mejorar con la práctica. 

Según Mayo Clinic, la institución médica de mayor prestigio en Estados Unidos, el miedo a hablar en público es una fobia muy común. De hecho, alrededor del 75% de la población padece algún sentimiento de nerviosismo o ansiedad al hacerlo, afirma Susana Sosa, directora de Adecco Profesional España.

Si te identificas con esa descripción pero quieres mejorar y deslumbrar a tu audiencia aquí algunos consejos:

1. Haz una breve introducción. Presentar el tema y repasar los puntos que se tratarán ayudará a la audiencia a comprender mejor la relación entre las diferentes ideas.
2. Adapta tu exposición al público que te escucha. Infórmate sobre las características de tu audiencia y cambia el contenido y el lenguaje de tu exposición en función de ello. Es importante que tengas en cuenta el tiempo asignado, y ensayes previamente para comprobar que tu intervención se adapta al mismo.
3. Procura hablar despacio. Respira profundamente, relájate, no hay prisa. Pronuncia cada sonido individualmente, sin comerte fragmentos de palabras. Y no olvides que si das demasiada información en poco tiempo, tus oyentes no podrán asimilarla y acabarán por perderse. El fundador del Grupo Virgin, Richard Branson, avisa que es importante también no ser demasiado refinado al hablar. "La gente quiere personas reales, no oradores bien entrenados a hablar en público".
4. Conoce a la perfección tu tema. Empápate de la materia de tu exposición, que no quede ningún cabo suelto que acabes repitiendo sin saber por qué. Si hablas de algo que no entiendes, ¿cómo pretendes que lo entiendan los demás? Además, evita leer los contenidos: hablar en público es mucho más que transmitir un contenido.
5. Transmite seguridad con tu cuerpo. Mira a tu audiencia mientras hablas y permanece quieto en un mismo sitio. Jeannette Nelson, directora de voz en el Teatro de Inglaterra, sugiere que es importante que transmitas cuán cómodo te sientes. Evita moverte demasiado, planta los pies en el suelo y ten cuidado con los gestos exagerados de brazos y manos.
6. No olvides la conclusión. Recoge siempre al final las ideas más importantes, justo antes de abrir un turno de preguntas para aclarar aquellas dudas que hayan quedado pendientes.

Sin embargo, como todo, el mejor truco consiste en practicar, practicar, practicar. ¡Pierde el miedo y la vergüenza y anímate a dejar tu público con la boca abierta!

Sepa más: