5 actividades para fomentar el uso de las TIC en el aula
Las herramientas tecnológicas crean nuevas soluciones y espacios de intercambio entre los estudiantes. | Fuente: Shutterstock

5 actividades para fomentar el uso de las TIC en el aula

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) permiten desarrollar un aprendizaje autónomo y personalizado. Aprender a usar estas herramientas en el aprendizaje es fundamental para formar mejores personas y profesionales.

Los niños y jóvenes crecen utilizando herramientas tecnológicas que facilitan su vida y les permiten acceder a una gran cantidad de información desde cualquier lugar.

Precisamente por ello, no escapa de la realidad encontrar aulas equipadas con tecnología para fomentar el desarrollo integral de los estudiantes. Los docentes también son beneficiarios pues se crean oportunidades como la capacitación en línea, clases interactivas y mejor seguimiento de los estudiantes.


¿Por qué es importante incluir la tecnología en las aulas?

Por un lado, es importante porque el mundo actual necesita personas que sepan usar las nuevas herramientas, tanto para su propio aprendizaje como para el futuro laboral. Las competencias digitales serán en un futuro muy cercano, imprescindibles para cualquier campo.

Además, las herramientas tecnológicas crean nuevas soluciones y espacios de intercambio entre los estudiantes. Estas abren campos de intercambio de ideas y de acceso inmediato a la información que potencian el desarrollo personal e intelectual de cada escolar.


¿Cómo fomentar el uso de las TIC en el aula?

Es importante distinguir desde un principio los objetivos que se quieren alcanzar y, a partir de ello, seleccionar qué tipo de herramientas y actividades son las idóneas. Elaborar una tabla de objetivos para cada actividad permitirá evaluar el rendimiento de los alumnos e identificar qué puntos se pueden reforzar para futuras actividades.

Las posibilidades son muchas, pero aquí ofrecemos 5 opciones que contribuirán a que los alumnos y profesores usen de manera productiva los recursos para reforzar áreas específicas de aprendizaje.

 

1) Libros digitales y distinción de fuentes

Es necesario enseñar a los estudiantes a comparar fuentes y diferenciar textos académicos de opiniones propias. Además de que sepan reflexionar sobre todo lo que leen y encuentran en Internet.

Objetivo: Fomentar la lectura crítica y la investigación académica.

Actividad: Elaborar un ensayo académico de forma grupal sobre un tema libre usando las herramientas digitales. En este caso se puede tomar tiempo de la clase para hacer lecturas conjuntas e intercambiar información entre los estudiantes.

Herramientas:

Si buscamos libros generales, páginas como Amazon, Bubok o Free-ebooks ponen a disposición de docentes, estudiantes y padres una gran cantidad de libros, tanto gratuitos como de pago.

Sitios como Google Académico permiten a los alumnos encontrar escritos formales en caso se requiera hacer trabajos con citas. De la misma manera SciELO y Dialnet, ofrecen revistas y escritos académicos sobre temas diversos.

En caso los docentes necesiten verificar plagio en los textos, páginas como Plagium o Turnitin permiten identificar si hay textos no citados o si se han copiado párrafos.

Es necesario enseñar a los estudiantes a diferenciar textos académicos de opiniones propias y que sepan reflexionar sobre todo lo que leen y encuentran en Internet. | Fuente: Shutterstock

2) Matemáticas jugando

Es uno de los cursos que la mayoría evita por considerarlo difícil. Los números pueden ser divertidos si se aprenden con actividades participativas y lúdicas

Objetivo: Aprender matemáticas de manera lúdica.

Actividades: Usar aplicaciones para aprender ejercicios matemáticos, tanto en el aula como en casa.

Herramientas:

Villaplanet es un aplicativo trabajado por Fundación Telefónica con actividades lúdicas interactivas para aprender matemáticas y comunicación. Eestá recomendada para estudiantes entre 6 a 12 años y cuenta con reportes para el seguimiento del docente.

El Oráculo Matemágico es otro proyecto educativo impulsado por Fundación Telefónica que, a través de un juego de cartas intercambiables, enseña matemáticas a niños y adolescentes  de quinto y sexto grado de primaria y primero y segundo de secundaria.

Por su parte, GeoGebra es un software de matemáticas dinámico que permite resolver ecuaciones y graficar en 3D, así, permite aprender geometría y álgebra de manera rápida y participativa.

 

3) Conferencias y charlas a distancia

Existen charlas y coloquios que se realizan en otros países y que pueden reforzar los temas tratados en clase. Asimismo, también podemos usar la tecnología para conectarnos con alumnos y profesores de otras escuelas del mundo.

Objetivo: Comunicarse y aprender a distancia.

Actividades: Escuchar una charla a distancia y participar en la discusión. Elaborar una exposición y compartirla con alumnos de otras escuelas.

Herramientas:

Si se busca compartir exposiciones con otras escuelas, aplicaciones como Skype o Google Hangouts permiten hacer videollamadas grupales a través de laptops o teléfonos móviles. Otras como Periscope o Facebook Live permiten ver videos en vivo desde cualquier lugar del mundo.

Si lo que se busca es compartir charlas interesantes con los alumnos e incluso padres, TED ofrece ponencias inspiradoras sobre ciencia, filosofía, matemáticas, religión, derechos humanos, entre otros.

TED ofrece ponencias inspiradoras sobre ciencia, filosofía, matemáticas, entre otros. | Fuente: Shutterstock

4) Cuestionarios para estudiar y aprender en grupo

Los test y la forma de estudiar para los exámenes también pueden mejorar gracias a la tecnología. Se pueden generar espacios participativos y medir el aprendizaje de los alumnos a través de preguntas cortas.

Objetivo: Medir cuánto han aprendido los alumnos sobre un tema específico.

Actividades: Hacer un quiz en las que participe todo el salón al finalizar cada clase o exposición. Organizar grupos de estudio antes de los exámenes finales.

Herramientas:

Kahoot es una plataforma web basado en el juego que permite elaborar cuestionarios que son visibilizados a través de las computadoras o teléfonos móviles. Ofrece la opción de fijar un límite de tiempo para cada pregunta y puede ser usada por los alumnos  para hacer un test luego de exposiciones o para practicar antes de dar los exámenes. 

Si se desea ahondar en la preparación antes de las pruebas finales, GoConqr es otra herramienta útil que permite la creación de mapas mentales, test o fichas de memoria.

 

5) Arte audiovisual y gráfico con teléfonos móviles

Antes de prohibir los teléfonos móviles, se pueden incluir en las dinámicas educativas como, por ejemplo, para capturar los mejores momentos de una visita guiada y elaborar videos o collages a partir de ello.

Objetivo: Dominar el lenguaje audiovisual con herramientas tecnológicas.

Actividades: Realizar una salida de campo y elaborar un video resumen de lo aprendido. Crear un videoblog interno, cada grupo elige un tema y presenta sus videos cada semana.

Herramientas:

Gracias a programas como Movie Maker o Animoto los estudiantes pueden contar historias con videos o collages de imágenes. En caso se trate de estudiantes de secundaria, podrían aprender funciones básicas de Adobe Premiere Pro para editar sus videos.

Adicionalmente, puede funcionar crear un grupo de Facebook exclusivo para los alumnos de la clase en donde puedan compartir sus collages y videos con todos y recibir comentarios de sus compañeros.

En vez de prohibir los aparatos tecnológicos en el aula, se deben aprovechar para reforzar el aprendizaje con actividades específicas. | Fuente: Shutterstock