Contenido patrocinado por:

Este contenido fue financiado por un anunciante y creado por el departamento de publicidad del GrupoRPP. La organización encargada de las noticias del Grupo RPP no participó en la creación de este contenido.

Más información

¿Cómo solicitar préstamos por internet de manera segura?

Verificar que la entidad se encuentra registrada en la SBS es uno de los pasos. Evita caer en fraude informático tomando en cuenta estos consejos para solicitar préstamos online de manera segura.

Más del 60% de denuncias están relacionadas al fraude informático. Para evitarlo debes conectarte a una red segura y desde una pc personal. | Fuente: Shutterstock

El trámite para pedir un préstamo en las agencias bancarias podía llegar a ser, hasta hace unos años, bastante complicado. Sin embargo, hoy, gracias a las fintech, el proceso crediticio evolucionó y llegó a las plataformas digitales.

Ahora podemos pedir préstamos de manera más cómoda y rápida a través de soportes online desde cualquier dispositivo con internet. Sin embargo, estas nuevas herramientas también son usadas por personas inescrupulosas que fomentan la desconfianza de los clientes creando entidades fraudulentas que se dedican a estafar.

¿Cómo evitar fraudes financieros online?

Uno de los ataques cibernéticos más conocidos es el phishing, que comprende el fraude electrónico y estafas en línea con el fin de robar información financiera.

Según la División de Investigación Alta Tecnología (Divindat), más del 60% de denuncias están relacionadas al fraude informático: transacciones electrónicas fraudulentas, clonación de tarjetas y compras por Internet.

Para evitar estos inconvenientes, Prestamype nos brinda los siguientes consejos para realizar préstamos por internet de manera segura:

1) Conéctate desde un dispositivo personal y a una red Wi-Fi segura

Los sitios web que empiezan con https:// garantizan una conexión segura en la página, siendo la “S” la parte importante. Además, suele aparecer un candado al costado del enlace de la página. Recuerda no hacer trámites desde computadoras de otras personas ni usando redes laborales. No olvides cerrar sesión luego del trámite.

2) La plataforma debe presentar información básica

Las empresas fantasmas suelen tener una web básica con escasa información personal accesible al usuario. Generalmente no muestran número de teléfono, ubicación o RUC. Si solo notas que está llena de promesas o de anuncios, pero no ves ningún tipo de información expuesta, deberías dudar de las verdaderas intenciones de estas entidades. También ayuda googlear el nombre y buscar en redes sociales.

3) Verifica que se trata de una entidad financiera registrada en la Superintendencia de Banca y Seguros del Perú (SBS)

La SBS previene cualquier tipo de fraude, protegiendo los intereses de los usuarios. Su fin es generar confianza y resaltar el valor de los sistemas financieros, de seguros y privado de pensiones. Puedes encontrar en su página una lista de entidades informales ya identificadas.

Desecha préstamos que te pidan una cuota inicial o aquellas que ofrecen préstamos con sumas exorbitantes solo ingresando tu tarjeta. | Fuente: Shutterstock

4) No confíes en páginas que ofrecen préstamos con sumas exorbitantes solo ingresando tu tarjeta

Las entidades financieras serias tienen todo un protocolo de préstamos que implican establecer cuotas, calendarios de pago y, sobre todo, ofrecen montos de dinero de acuerdo con una evaluación previa de tus finanzas.

5) Desecha préstamos que te pidan una cuota inicial previo al desembolso

Las páginas falsas suelen justificar los adelantos como parte del gasto en trámites o seguros. Pero, si realmente la intención es financiar a una persona o empresa, resulta ilógico pedirle dinero para poder acceder al préstamo total.

6) La entidad debe solicitar solo cierta información personal de tu parte

Es usual que las entidades te pidan información básica como nombres, DNI, dirección y algún tipo de garantía como requerimiento (boletas de pago o estados de Infocorp).

Las cosas que no pueden pedir de ninguna manera son:

- Claves digitales.

- Acceso a cuentas de ahorro propias.

7) Revisa bien los términos del contrato

Las condiciones de préstamo deben ser leídas en su totalidad, en caso la plataforma online no las tenga, solicita que la envíen a tu correo antes de autorizar el contrato final. Debes tener en claro la siguiente información:

- Tasa de interés (TCEA).

- Trámites por realizar.

- Número de cuotas.

- Plazo.

- Cláusulas.

Si quieres hacer crecer tu negocio y deseas mayor información sobre préstamos con garantía hipotecaria deja tus datos en el siguiente formulario y un asesor especialista se comunicará contigo.

¿Qué opinas?