¿Cuáles son los exámenes que debe realizar una mujer embarazada para tener un bebé saludable y sin anemia?

Las gestantes deben recibir atenciones médicas durante su embarazo y ser evaluadas por especialistas para tener un embarazo sin complicaciones y un bebé sano.
Las mujeres embarazadas tienen el deber de asistir a los controles médicos prenatales. Estos exámenes le ofrecen una información valiosa sobre su salud y el bienestar de su hijo. | Fuente: www.shutterstock.com

Las mujeres embarazadas tienen el deber de asistir a los controles médicos prenatales. Estos exámenes le ofrecen una información valiosa sobre su salud y el bienestar de su hijo.

Por medio de estos controles se les debe descartar enfermedades como anemia, hipertensión, diabetes, cáncer de mama y de cuello uterino, entre otros. De esta manera, se reduce el riesgo de bebés prematuros y con bajo peso al nacer.

Exámenes prenatales. Los pasos que deben seguir todas las mujeres embarazadas para mantener un embarazo saludable, son muy sencillos. Las atenciones deben iniciarse una vez que la futura mamá sabe que está embarazada. Y desde ese momento, tener contantes chequeos médicos.

En el primer control prenatal, los exámenes que se deben realizar son: el examen de hemoglobina para saber si existe anemia y los análisis de orina, Sífilis y VIH, para saber si hay alguna infección o enfermedad.

Luego del primer trimestre, las gestantes deben realizarse ecografías y demás controles que su médico de cabecera le indiquen, y así poder llevar un control del embarazo. Entre la semana 33 a la 36 es recomendable que se realicen un segundo examen de hemoglobina y así poder descartar anemia por falta de hierro.

Luego del primer trimestre, las gestantes deben realizarse ecografías y demás controles que su médico de cabecera le indiquen. | Fuente: www.shutterstock.com/

Adecuada nutrición. La nutrición de la futura mamá es clave para tener un embarazo saludable. La mejor dieta en el embarazo es una compuesta por alimentos de origen animal ricos en hierro. Además, deben consumir los suplementos de ácido fólico, hierro y calcio, que se les entrega en el establecimiento de salud.

El ácido fólico puede ayudar a prevenir defectos de la columna vertebral, como la espina bífida, y otras malformaciones congénitas como el paladar abierto o el labio leporino.

Es importante que la mujer complemente sus chequeos médicos con una buena alimentación, para ello, debe incluir en su dieta lo siguiente: carnes rojas, pescado, sangrecita, hígado, frutas, verduras y menestras.

La nutrición de la futura mamá es clave para tener un embarazo saludable. | Fuente: www.shutterstock.com
0 Comentarios
¿Qué opinas?