Los equipos emprendedores más estables están conformados por antiguos compañeros de trabajo. | Fuente: www.shutterstock.com
Emprendimiento

¿Es buena idea hacer negocios con los amigos?

Tener como socio a tu mejor amigo te da confianza y complementa tus capacidades, pero también requiere definir bien las funciones para evitar futuros conflictos.

Los amigos que se llevan bien, se complementan y confían mutuamente ¿pueden emprender negocios juntos? Esa es la pregunta que muchos amigos deben hacerse antes de lanzarse a la aventura de iniciar un proyecto empresarial en sociedad.

Si bien la confianza es un ingrediente fundamental en los negocios, la dinámica que desarrollan los amigos en el plano personal no siempre se repite en el ámbito de los negocios.  Ocurre que pueden herir los sentimientos del otro cuando los puntos de vista no coinciden a la hora de tomar decisiones, refiere Ann Marie Clarke, quien fundó  Bang Swimwear junto a su amiga, en una entrevista para BBC Mundo. En estos casos, según Ann Marie, solo hay una opción: “ser brutalmente honestas al hablar de negocios para crear la mejor posible línea de productos".

Según Noam Wasserman, investigador de la Harvard Business School y autor del libro “Los dilemas del fundador”, cada vez que incorporas a un amigo a tu negocio, tus posibilidades de fracaso se incrementan en un 28,6% (por amigo) debido a que los amigos minimizan y obvian los problemas del negocio para cuidar su relación de amistad.

Aquí te enumeración los pros y contra de combinar amistad y negocios:

Pros

- Los equipos emprendedores más estables están conformados por antiguos compañeros de trabajo, según la investigación de Wasserman.

- Hacer negocios con los amigos permite compartir ideas que quizás no se nos hubieran ocurrido y nos da la cuota de valor que necesitamos para emprender.

- Sumamos experiencias profesionales, aunque se recomienda siempre que los socios se complementen en capacidades y recursos.

- Se comparten los mismos valores morales y empresariales. Tienen el mismo objetivo y el mismo grado de esfuerzo y sacrificio que se requiere para sacar adelante un negocio.

Hacer negocios con los amigos permite compartir ideas que quizás no se nos hubieran ocurrido y nos da la cuota de valor que necesitamos para emprender. | Fuente: www.shutterstock.com

Contras

- Cuando se trate de asignar responsabilidades y remuneraciones entre amigos puede ser un poco complejo e incómodo, ya que ambos querrán las mismas prerrogativas y poder de decisión.

- Los conflictos pueden llevar al desgaste natural de este tipo de relación, por lo que deben establecerse límites para que las discusiones de negocios no se extrapolen al ámbito personal.

- Es necesaria una cuota adicional de seriedad ya que el ambiente distendido entre amigos puede extrapolarse al resto de la oficina. El respeto y profesionalismo debe primar en estas organizaciones.

- La confianza entre dos buenos amigos puede llevarlos a cometer errores gravísimos en la constitución de una empresa como el hecho de no crear sociedades limitadas, donde se establece que un socio no es responsable de las acciones y obligaciones del otro. Esto podría protegerte en caso tu socio tenga problemas financieros o judiciales.

-  La amistad también hace que los socios se olviden de establecer los términos de salida en caso uno de los socios abandone la empresa, así como las opciones para que una de las partes compre el resto del negocio.

Para evitar afectar la relación amical así como los negocios, es recomendable que al inicio del proyecto se redacte un documento donde ambas partes definan las respuestas a dar ante la aparición de conflicto o situaciones inesperadas.

También debemos fijarnos si los hábitos de trabajo de nuestro futuro socio son compatibles con los nuestros en cuanto a nivel de capacidad de trabajo, energías e iniciativa. De lo contrario, esto significa que una de las partes cargará con mayor responsabilidades, lo que, a la larga, perjudicará la relación de amistad.

El exceso de confianza entre dos buenos amigos puede llevarlos a cometer errores serios problemas en la constitución de una empresa. | Fuente: www.shutterstock.com
Queremos escucharte
Déjanos conocer tus dudas o comentarios para que nos comuniquemos contigo
Acepto estar de acuerdo con los términos y condiciones