Un docente que conoce los documentos curriculares vigentes podrá cumplir con el enfoque de competencias teniendo en cuenta las necesidades educativas de los estudiantes. | Fuente: Shutter

En el 2017, de 208 000 postulantes, solo 10 759 superaron las evaluaciones e ingresaron a la Carrera Pública Magisterial. No se cubrió ni la mitad de las 37 mil plazas puestas a concurso por el Ministerio de Educación y ninguna región completó las vacantes. El resto pasó al proceso de contratación docente, lo que no solo significa que, aunque realicen el mismo trabajo en las aulas no ganarán como un nombrado ni tendrán estabilidad laboral, sino que impide mejorar los procesos de enseñanza en el aula.

Este año han postulado 194 mil docentes. El proceso del Concurso de Nombramiento Docente 2018 aún está en la etapa descentralizada y se espera obtener mejores resultados. El concurso se realizará anualmente hasta el 2022.

¿Qué evalúa la Prueba Única Nacional?

Comprensión lectora (25 ítems). Evalúa la capacidad del postulante para reconstruir el significado de textos de diversos tipos y formatos. Evalúa su capacidad de identificar el tema de textos complejos y de reflexionar críticamente sobre el contenido.

Razonamiento lógico (25 ítems). Evalúa la capacidad para construir soluciones y resolver problemas. Evalúa su capacidad de resolver situaciones que demandan aplicar razonamientos inductivos, deductivos y relacionales, interpretar información cuantitativa, operar con cantidades, entre otros.

Conocimientos Curriculares y Pedagógicos de la Especialidad (40 ítems). Evalúa el conocimiento de principios pedagógicos fundamentales que permiten la construcción del aprendizaje, de acuerdo con los enfoques y principios señalados en los documentos curriculares vigentes. Evalúa conocimientos pedagógicos y de la especialidad.

Además de esta Prueba Única Nacional, los docentes deben aprobar una segunda etapa que consiste en una entrevista personal, una clase modelo y la presentación de expediente con la trayectoria profesional.

Uriel Montes, coordinador de la Maestría en Educación con mención en diseño y gestión curricular de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, explica que se le otorga mayor puntaje y número de preguntas al área de Conocimientos Curriculares y Pedagógicos de la Especialidad. Un docente que conoce los documentos curriculares vigentes podrá cumplir con el enfoque de competencias teniendo en cuenta las necesidades educativas de los estudiantes. Además, podrá planificar adecuadamente las tareas en el aula y maximizar el aprendizaje. Definirá los criterios metodológicos y las técnicas de evaluación más adecuados para cada nivel de enseñanza.

Apostar por la capacitación permanente en materias como el currículo nacional hace que el docente se convierta en el actor clave de la reforma educativa peruana. | Fuente: Shutter

Más allá del nombramiento magisterial

El Currículo Nacional de la Educación Básica, que entró en vigencia el enero del 2017 en todas las instituciones y programas educativos públicos y privados del país, pone énfasis en la evaluación formativa y no solo calificativa, en los enfoques transversales como el uso de las TIC y en la formación cívica y ciudadana. Además, establece que debe existir una vinculación entre los conocimientos y el mundo del trabajo. Si bien tener conocimiento de estos cambios es muy valorado en la Carrera Pública Magisterial también es importante para los docentes del sector privado, ya que ambos son responsables de la formación de las nuevas generaciones de peruanos.

Uriel Montes es consciente que mejorar la calidad educativa implica diferentes factores, empezando por la meritocracia y la revalorización del docente, lo que necesariamente pasa por una mejora remunerativa hasta la dotación de infraestructura y equipamiento. Sin embargo, apostar por la capacitación permanente en materias como el currículo nacional hace que el docente se convierta en el actor clave de la reforma educativa peruana.

¿Qué opinas?