Agujero negro
Un artículo sugiere que dos agujeros negros masivos estarían por colisionar en el centro de la galaxia SDSS J1430+2303. | Fuente: LIGO

Dos agujeros negros gigantescos con una masa combinada equivalente a la de 200 millones de soles chocarían inminentemente para dar paso a uno de los eventos espaciales más esperados por los astrónomos en la historia de la humanidad. El extraño comportamiento de una galaxia ubicada a unos mil millones de años luz de la Tierra sería el indicador de este colosal acontecimiento.

Tal como señala un artículo publicado por un equipo de astrónomos dirigido por Ning Jiang de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, ya aprobado para aparecer en la revista Astronomy & Astrophysics, las fluctuaciones en la luz del centro de la galaxia conocida como SDSS J1430+2303, la cual se encuentra en la constelación de Bootes, se asimilan a un par de agujeros negros supermasivos con una masa combinada gigantesca que están destinados a colisionar inminentemente entre ellos.

Una probabilidad que no puede pasar desapercibida

La principal razón por la que el equipo maneja esta posibilidad es porque estas galaxias suelen tener agujeros negros binarios en su núcleo. Cuando las galaxias colisionan con otras, liberando cantidades inmensas de energía, provocan que los agujeros negros giren alrededor de otros en órbitas que se van reduciendo, dato que se maneja gracias a las oscilaciones de luz que emiten.

Los científicos mencionan que, en los últimos tres años, dichas oscilaciones han pasado de durar aproximadamente un año a tan solo un mes de golpe. “Mi primer instinto fue que debía estar relacionado con un par de agujeros negros supermasivos, explicó Jiang en el artículo, revelando además que su equipo trabajó por 200 días recopilando los datos de una serie de observatorios de rayos X que registraron las oscilaciones antes mencionadas.

La detección de una emisión asociada con la caída de hierro sobre un agujero negro con un nivel de confianza del 99,6% empleando dos instrumentos distintos también incrementaron la probabilidad de que, en efecto, estamos ante estos dos masivos cuerpos estelares que estarían por colisionar.

Agujero negro
Simulación de dos agujeros negros a punto de colisionar. | Fuente: NASA

Una oportunidad única para la astronomía moderna

Si bien el artículo sugiere que el choque entre estos dos cuerpos es “inminente”, esto en términos cósmicos podría traducirse fácilmente en decenas o centenas de años. No obstante, en este caso específico, los astrónomos a cargo de la investigación han determinado que si la señal captada en verdad pertenece a los dos agujeros negros como se teoriza, estos terminarían fusionándose en los próximos tres años.

Si bien es un evento que los astrónomos han esperado con ansias desde hace mucho tiempo, lo cierto es que aún no se sabe con certeza si lo que se encuentra en el corazón de la galaxia J1430+2303 son dos agujeros negros. Por el momento, los científicos recomiendan seguir observando con detenimiento este extraño fenómeno para llegar a una conclusión.

Incluso si no llegara a tratarse del choque de dos agujeros negros supermasivos, lo que es seguro es que algo extraño está ocurriendo en el centro de esta galaxia y el grupo de astrónomos a cargo considera que descubrir este misterio podría ser sumamente beneficioso para la comunidad científica.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.