Astronautas
La anemia espacial se produce en medio de los viajes con ingravidez, "destruyendo" cada vez más glóbulos rojos que produciéndolos. | Fuente: Unsplash

La anemia es un problema en la Tierra, pero también lo está siendo en el espacio. Un nuevo estudio señala que esta afección, antes considerada como una molestia temporal, es una enfermedad por considerar por los astronautas debido a la ingravidez.

La anemia era considerada como “una dolencia de 15 días” por la NASA, debido a que se pensaba que temporal. Sin embargo, la nueva investigación revela que es un “efecto primario” de los viajes espaciales.

El desafío a superar

"Mientras estás en el espacio, estás destruyendo más células sanguíneas de las que estás produciendo", dijo Guy Trudel de la Universidad de Ottawa, quien dirigió el estudio de 14 astronautas realizado por la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Normalmente, el cuerpo destruye y reemplaza dos millones de glóbulos rojos por segundo. Sin embargo, el nuevo estudio encontró que los cuerpos de los astronautas destruyeron tres millones de glóbulos rojos por segundo durante misiones de seis meses. "Pensamos que sabíamos sobre la anemia espacial, y no lo hicimos", dijo Trudel.

Un año completo después de regresar a la Tierra desde la Estación Espacial Internacional, los niveles de glóbulos rojos de los astronautas no habían vuelto a los niveles previos al vuelo, según el estudio publicado en Nature. "Si va camino a Marte y no puede mantenerse al día” con la producción de glóbulos rojos, el astronauta "podría estar en serios problemas", dijo Trudel. Eso no necesariamente causaría problemas en un entorno de gravedad cero, pero podría convertirse en un problema una vez que los astronautas lleguen a Marte o cuando regresen a la Tierra.

Los investigadores dijeron que la anemia podría incluso ser un problema para el turismo espacial, si los viajeros potenciales están en riesgo de padecer esta afección. El estudio también señaló que "el ejercicio actual y las contramedidas nutricionales de los viajes espaciales modernos no previnieron la hemólisis y la anemia posterior al vuelo" con los astronautas evaluados.

El estudio, anunciado por primera vez en 2016, se basó en datos recopilados durante las expediciones 10 y 11 a bordo de la Estación Espacial Internacional en 2004 y 2005. La anemia se define como una deficiencia de glóbulos rojos o hemoglobina en la sangre, una condición que puede resultar en palidez y cansancio y afectar la resistencia y la fuerza.

El estudio no dijo cómo se podrían resolver directamente esos problemas, pero sugirió que los médicos se centren en los problemas relacionados con la anemia cuando evalúen a los candidatos.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico. Para escucharlo mejor, #QuedateEnCasa.