ISS NASA
El video publicado por la astronauta Samantha Cristoforetti revela cómo se deshacen de la basura en la ISS actualmente. | Fuente: NASA

La Estación Espacial Internacional (ISS), a diferencia de prácticamente todas las instituciones con locales u oficinas en la Tierra, no dispone de los servicios municipales para deshacerse de la basura que acumulan sus habitantes. Debido a esto, los astronautas de la NASA y otras agencias que se encuentren a bordo de la ISS necesitan otra forma para eliminar sus desperdicios y es así como funciona.

Samantha Cristoforetti, astronauta australiana de la Agencia Espacial Europea (ESA) que actualmente habita en la Estación Espacial Internacional desde que viajó en abril, compartió un nuevo video a través de su cuenta en Twitter. En dicha secuencia, se muestra cómo la tripulación de la ISS se deshace de la basura presente en esta base orbital.

¿Cómo se deshacen de la basura los astronautas de la ISS?

Por lo que se puede apreciar en el video, el método para eliminar los restos sólidos de la Estación Espacial Internacional es el equivalente a arrojarlo por la ventana. No obstante, a diferencia de lo que ocurre en la Tierra, la basura no permanece en el espacio. La gravedad se encarga de que en lugar de aterrizar en alguna calle, se incinere rápidamente al entrar a la atmósfera de nuestro planeta a gran velocidad.

“En julio probamos una nueva capacidad para la estación espacial. Lleno de basura seca y desperdicios, este gran contenedor de basura fue lanzado desde una compuerta de aire despresurizada en la estación y se quemó inofensivamente en la atmósfera terrestre”, mencionó Cristoforetti en su tuit.

Si se presta la debida atención al video, se puede apreciar como la basura sale de la compuerta de aire Bishop de la estación a gran velocidad. Además, existe otro video subido a YouTube en donde este proceso se muestra en cámara lenta.

La basura espacial de la ISS

Los contenedores de basura de esta compuerta fueron construidos por la compañía tejana Nanoracks y se diseñaron para almacenar hasta 272 kg de desperdicios. “La recolección de residuos en el espacio es un reto que se plantea desde hace mucho tiempo -aunque no se discute públicamente- a bordo de la ISS. Cuatro astronautas pueden generar hasta 2.500 kg de basura al año, o unos dos cubos de basura a la semana. A medida que nos adentramos en una época con más personas viviendo y trabajando en el espacio, esta es una función crítica al igual que lo es para todos en casa”, dijo Cooper Read, director del programa Bishop Airlock de Nanoracks.

Antes de que la compuerta de aire Bishop fuera desplegada en la Estación Espacial Internacional, la basura dentro de este puesto se apilaba en una nave de carga que luego se enviaba a la atmósfera terrestre para ser incinerada. Este nuevo sistema le permite a los astronautas deshacerse de su basura de forma más habitual en lugar de acumularla en el interior de la ISS.

“Esta exitosa prueba no sólo demuestra el futuro de la eliminación de residuos para las estaciones espaciales, sino que también pone de manifiesto nuestra capacidad para aprovechar la ISS como banco de pruebas de tecnología comercial, lo que proporciona conocimientos críticos sobre cómo podemos preparar las próximas fases de los destinos comerciales en la órbita terrestre baja”, dijo Amela Wilson, directora general de Nanoracks, tras el primer uso de la compuerta de aire en julio.

Te recomendamos METADATA, el podcast de tecnología de RPP. Noticias, análisis, reseñas, recomendaciones y todo lo que debes saber sobre el mundo tecnológico.