¿Puede el clima influir en el carácter de las personas?

Científicos chinos y estadounidenses realizaron dos estudios para conocer si hay una relación entre el clima y el carácter de las personas.
Para probar la relación entre la temperatura y la personalidad se realizaron dos estudios en China. | Fuente: Foto: Andina

(Agencia N+1 / Ekaterina Rusakova). Psicólogos han demostrado la relación entre el clima y el carácter de las personas en una muestra de más de 1,6 millones de personas. Como informa Nature Human Behavior, las personas que crecieron en un clima templado resultaron ser más sociables; entre ellas hay más extrovertidos y tienen mayor estabilidad emocional que las personas que crecieron y viven en regiones con fuertes cambios de temperatura.

Científicos chinos y estadounidenses dirigidos por Lei Wang, de la Universidad de Pekín, llevaron a cabo dos estudios. Evaluaron el impacto del clima en el cambio de los Cinco Grandes: cordialidad, responsabilidad, estabilidad emocional, extraversión y apertura a nuevas experiencias. Para excluir el impacto de las diferencias culturales en la formación del carácter, los científicos realizaron una encuesta entre residentes de Estados Unidos y China. Estos países tienen un gran territorio en el que hay varias zonas climáticas, y al mismo tiempo una cultura claramente expresada. Los investigadores calcularon que la temperatura del aire más cómoda para las personas es 22°C y la tomaron como punto de referencia. Luego estimaron la temperatura en diferentes ciudades de EEUU y China: cuanto más diferente era la temperatura media anual de la temperatura de referencia, se consideró al clima más extremo.

Temperatura y personalidad

En el primer estudio participaron 5,600 estudiantes de 59 ciudades de China. Los científicos seleccionaron personas que nacieron en el mismo lugar donde sus padres vivieron, y que residían en su ciudad natal antes de ingresar a la universidad. Además de la temperatura media anual, se tomaron en cuenta otras variables: la edad y el sexo de los participantes, la densidad de población en la ciudad, la situación económica (Producto Bruto Interno), la incidencia de la gripe y la desviación estándar de la temperatura media anual.

En el segundo estudio participaron 1,66 millones de estadounidenses que viven en 8,1 mil ciudades en direcciones con 12,5 mil códigos postales. Además de la temperatura, los autores del artículo tomaron en cuenta las características personales de los participantes: edad, sexo y nivel de educación, así como los indicadores económicos de los lugares donde vivían.

Los resultados de ambos estudios mostraron que la temperatura anual promedio del lugar donde creció una persona se relaciona con las características clave de su personalidad. Las personas que crecieron en lugares con un clima más templado fueron más amigables, emocionalmente estables, concienzudos, abiertos a lo nuevo y entre ellos había más extrovertidos. Las variables restantes, que fueron tomadas en cuenta por los autores del trabajo: los factores meteorológicos (presión, humedad y velocidad del viento), socioeconómicos y demográficos no tuvieron una influencia tan notable como la temperatura.

Según la investigación, la temperatura es un factor ambiental crucial que se asocia con los patrones de comportamiento. | Fuente: Foto: pxhere.com
Sepa más:
¿Qué opinas?