Crítica | "La forma del agua": Amor de monstruos

Con 13 nominaciones al Oscar 2018, la película de Guillermo del Toro parte como la gran favorita. Es un cuento oscuro sobre la marginación y la fantasía para enfrentar la realidad.
Título original: The Shape of Water | Director: Guillermo del Toro | Año: 2017 | Duración: 119 minutos | Fuente: 20th Century Fox/ New Century Films


"The Shape of Water" es un cuento fantástico para adultos. En apariencia es la clásica historia de la chica que se relaciona con un ser extraño (hay ejemplos desde "La Bella y la Bestia" hasta "El joven manos de tijera"), pero su fondo es oscuro, triste, con una carga violenta y sexual. "The Shape of Water" muestra lo que en otras peliculas similares se da por sobreentendido. El director mexicano Guillermo del Toro narra con una gran sensibilidad un cuento de amor para estos tiempos hostiles, de odio contra el extranjero, de marginación contra lo que no se entiende y contra el que es diferente.


En esta historia, Elisa (la excelente Sally Hawkins) es una mujer muda que hace la limpieza en una base militar del gobierno americano a inicios de los años 60, durante la Guerra Fría. Sus mejores amigos son su compañera de limpieza Zelda (Octavia Spencer) una mujer negra en problemas familiares, y Giles (Richard Jenkins), su vecino de departamento, un dibujante gay que ha perdido su empleo. A la base militar llegará una criatura mitad hombre y anfibio, un ser mitológico capturado en Sudamérica, para ser estudiado pero también torturado por el coronel Strickland (Michael Shannon), un tipo violento y racista que fuera del trabajo busca encajar en el estilo de vida americano de la época. Elisa y la criatura se irán acercando porque comparten el lenguaje de la soledad y tienen heridas comunes. Se creará una simbiosis en la que finalmente reconocerán sus cuerpos y sus imperfecciones. Ella involucrará a sus amigos en un plan para rescatarlo.


Lo que vemos entonces es a un grupo de marginales enfrentado al sistema para salvar a uno de los suyos. Puede ser que todo en la historia esté muy calculado, empezando porque cada uno de los personajes buenos representa a alguien rechazado por el color de su piel, su discapacidad o su opción sexual. Son personajes a los que uno no puede cuestionar, solo defender. Pero también el villano es solitario y marginal como ellos, solo que no se ha dado cuenta. A su manera es un monstruo, entre tantos que manejan autos de último modelo y toman el desayuno con su linda familia.


"The Shape of Water" es un formidable homenaje al cine y a la música en las películas. Elisa y su vecino Giles ven cintas clásicas admiran a los artistas y repiten sus pasos de baile frente al televisor. En el primer piso de su edificio hay además un antiguo cine de cientos de butacas al que asiste muy poca gente. Elisa y Giles son soñadores, optimistas, que creen que la vida puede resolverse como el final feliz de las películas que ven. Las ficciones son su escudo contra la violenta realidad. Es la manera en que Del Toro involucra al espectador como un protagonista adicional de su relato. No es acaso el cinéfilo como tal un miembro  de esta familia de extraños.


El director de "El Laberinto del Fauno" asume además en "The Shape of Water" riesgos que no están en otras de sus películas. Varias de sus escenas están sobre una cuerda floja, porque para el común de los espectadores podrían llegar a ser ridículas pero él les saca brillo. Como Tarantino lo hace con las películas de acción (policiales, artes marciales, western), por citar a un director de su misma generación, Guillermo del Toro recicla también las cintas que más admira y las transforma. Como en las mejores películas del género, los monstruos encuentran aquí el escenario ideal para hablar de la política actual y de las fracturas de la sociedad, sin dejar de lado la fantasía.

 

Valoración: 4/5

¿Qué esperar?: Una película con el estilo de Guillermo del Toro: imaginación desbordante, un empaque de imágenes virtuosas y música para sentimentales, pero con violencia y terror gore. Un cuento no apto para niños.

0 Comentarios
¿Qué opinas?