Las cifras sobre la mortalidad de las microempresas evidencian la necesidad de impulsar iniciativas que generen mayor competitividad y ayuden al encadenamiento productivo. | Fuente: ADEX

Unas 2,402 empresas dejaron de exportar a setiembre de este año, alertó la Asociación de Exportadores (ADEX).

Menos empresas

El presidente del gremio exportador, Juan Varilias, señaló que las exportaciones peruanas cayeron -13% en setiembre por los menores precios de los minerales y el número de las empresas que dejaron de exportar entre enero y setiembre (2,402). Esta cifra se incrementó en 4%, lo que indica claramente que es momento de acelerar la ejecución de algunas medidas promotoras.

Varilias informó que el número de empresas que dejó de exportar en ese periodo fueron 95 más respecto al mismo periodo del 2017 (2,307). La mortalidad se observó más en las microempresas (2,091 menos), pequeñas (251), grandes empresas (49) y medianas (11 menos).

“Las cifras sobre la mortalidad de las microempresas evidencian la necesidad de impulsar iniciativas que generen mayor competitividad y ayuden al encadenamiento productivo. No solo con empresas de mayor envergadura, sino a través de las compras públicas, pedido que en su momento un grupo de gremios mypes hicieron llegar, entre ellos Pymeadex”, refirió.

Añadió que tanto las micro como las pequeñas empresas tienen una menor capacidad económica para superar los altos costos administrativos y logísticos del comercio exterior, por lo que se observa que incursionan en las exportaciones y salen luego de algún tiempo. Así programas de promoción como el PAI no tendrían el efecto esperado.

Peticiones del sector

Añadió que para los exportadores es importante tener un marco jurídico estable, que se reduzcan los sobrecostos laborales y logísticos y la tramitología, que se mejore la infraestructura (puertos, aeropuertos, vías de acceso) y tantos otros temas que les resta competitividad frente a sus pares de otros países. “En el caso de las mypes, uno de sus problemas es la alta tasa del sistema financiero”, acotó.

Opinó que un mecanismo que le devuelve a las empresas parte de la competitividad perdida por los sobrecostos y demás problemas aún no superados, es el drawback que actualmente está en 4% y que el próximo año se reduciría a 3%, y resaltó que el pedido de los exportadores es que la tasa sea de 5%, como era originalmente, habida cuenta que el país no ofrece ni podrá ofrecer por el momento todas las condiciones para hacer negocios y seguir invirtiendo.

¿Qué opinas?