El Gobierno alemán restó hoy importancia a la decisión de la agencia de calificación de riesgo "Standard & Poor"s" (S&P) de rebajar la nota de Francia y otros países de la eurozona y declaro que esto no afectará a los fondos de rescate europeo.

El portavoz del gobierno, Steffen Seibert, señaló que, en primer lugar, se trataba de una decisión de una de las tres agencias mientras que las otras dos habían mantenido la máxima calificación de la deuda francesa.

Además, indicó Seibert, el volumen del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) es suficiente y no será necesario ampliar el marco de garantías.

Con respecto al futuro Mecanismo Europeo de Estabilización (MEDE), que deberá tener carácter permanente, el portavoz del Ministerio de Finanzas, Martin Kotthaus, dijo que tiene una estructura distinta al FEEF que lo hace todavía menos vulnerable a las decisiones de las agencias de calificación de riesgo.

Por otra parte, Seibert criticó la justificación de S&P, según la cual los europeos se han concentrado en la reducción de la deuda para superar la crisis y han descuidado la lucha contra las divergencias económicas dentro de la eurozona.

Según Seibert, los gobiernos europeos han tenido en cuenta permanentemente los dos aspectos y "se preocupan tanto por la reducción de la deuda como por aumentar la competitividad".

EFE