El paro indefinido acatado en Cajamarca perjudica los ingresos económicos en hoteles, hospedajes, agencias de viajes y restaurantes e incluso está ocasionando una serie de despidos por recortes presupuestarios debido a la baja temporada turística.

Según Carmelo Blanco, presidente de la Asociación Peruana de Hoteles, Restaurantes y Afines - Cajamarca (Ahora), comentó a RPP Noticias que a la fecha las pérdidas diarias en su sector asciende a los 800 mil soles.

Indicó que de los 200 hoteles formales ubicados en la ciudad, sólo algunos tienen reservas para los próximos días feriados por Fiestas Patrias, pero que a medida que se agudiza el paro, éstas están siendo canceladas y muchos dueños de hoteles están despidiendo personal por no tener con que afrontar sus sueldos.

"Del 100 por ciento de turistas que recibe Cajamarca, sólo alrededor del 10 por ciento son extranjeros y el resto son nacionales y corporativos, los mismos que están optando por viajar a otros destinos a consecuencia del paro. En años anteriores hasta tres meses antes estaban reservados al 100 por ciento los hoteles, en cambio ahora ni siquiera se llega a un 10 por ciento", dijo.

Por su parte, Eber Marín, presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viaje y Turismo - Cajamarca (Apavit) indicó que a comparación de años anteriores en Fiestas Patrias se vendían entre 30 a 40 paquetes turísticos, sin embargo este año no se han vendido paquetes y el interés en viajar a Cajamarca sólo queda en consultas telefónicas.

"Hasta el turismo escolar se ha visto perjudicado, los viajes de promoción ya no ven como destino turístico interno a nuestra ciudad", agregó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Industriales Lácteos, Rolando Piskulich indicó que en el sétimo día de paralizaciones se ha dejado de acopiar 400 mil litros de leche siendo los más perjudicados los pequeños productores.

Finalmente, Jorge Vergara, presidente de la Cámara de Comercio de Cajamarca precisó que esta ciudad está perdiendo un millón de soles diarios aproximadamente, a consecuencia de las protestas.