Foto Photobucket
Si bien los empresarios japoneses luchan contra las dificultades financieras en sus negocios y optan por la estrategia "más barato es mejor", hay un producto estrella que parece desafiar esa premisa en tiempos de crisis: el chocolate.

Si hay una cosa que los consumidores, especialmente las mujeres, no dejarán de comprar, son los chocolates que comprarán este 14 de febrero, Día de San Valentín, para conquistar el corazón de sus amores.

En el Día de San Valentín, las principales marcas de chocolates se preparan para una dura competencia con sus mejores productos; kits para prepararlos en casa, con sabores especiales, o en cajas especiales. Todo por ser el chocolate elegido por las damas.

Sin embargo, muchas veces las chicas apuestan por el Salon Du Chocolat para encontrar el chocolate ideal. Este año, la exhibición en Tokio cuenta con alrededor de 70 chocolaterías de Europa y el resto del mundo, marcando un nuevo récord, según Miho Okada, portavoz de Isetan Mitsukoshi Holdings según The Japan Times.

"Las ventas fueron mucho mejores que el año pasado, con un incremento de dos dígitos en el porcentaje", dijo el sexto día en el que terminó la exhibición, que también se monta en Paris, Nueva York, Shangai, Beijing y Moscú.

Según Okada, la recesión no ha tenido efectos en el gusto de los consumidores por chocolates de alta calidad, y continúan ganando más fans. Señaló que ello coincide con la tendencia de muchos consumidores de quedarse en sus hogares con sus parejas en vez de citas fuera de casa, y están interesados en comprar chocolates de lujo para disfrutarlos juntos.

Además, Okada manifestó que la mayoría de consumidoras japonesas ha preferido comprar chocolates de lujos para ellas mismas en el Salon du Chocolat, mientras que los dulces para sus parejas serán adquiridos en las usuales exhibiciones que se realizan por el 14 de febrero.

Este año, las secciones por el Día de San Valentín tienen como objetivo atraer al consumidor que es menos entusiasta por comprar con efectivo. Sin embargo, las tiendas no tienen la intención de reducir el precio de los chocolates o hacer ofertas especiales, y se esperan que las ventas este año sean similares al 2009.

Usando la creatividad para presentar los chocolates, Tokyu Hands Inc. ha optado por la filosofía de "menos es más" en su sección de kits para preparar el dulce uno mismo. Haciendo cada producto más pequeño y barato que el año anterior, se espera que las clientas se lleven más implementos, dijo el vocero Ichiro Kokubu.

"Con un kit solo puedes preparar un tipo de chocolate. Por ello reduciendo el tamaño y el precio, esperamos que las consumidoras terminen comprando más. Estos días, más gente quiere preparar más chocolates", dijo.

Una consumidora de unos 20 años señaló al medio nipón que planeaba hornear galletas y macarrones para sus amigos, y bizcocho de chocolates para su enamorado. "Las instrucciones en los kits parecen fáciles de seguir, así que lo voy a intentar", dijo la joven.

Según Kanako Sasaki de la tienda Shibuya, el número de kits ha aumentado este año. Se calcula que en promedio una joven japonesa gasta 3.000 yenes.