En peajes los tramos 2 y 3 de la IIRSA Sur recaudaron 30 millones entre el 2012 y 2016 | Fuente: Andina

La revelación de que el ex presidente Alejandro Toledo habría recibido un soborno de la brasileña Odebrecht por la concesión de dos tramos de la Interoceánica Sur, echan sombras sobre los beneficios que ha recibido la empresa por esta obra. 

El Estado peruano le pagó a Odebrecht entre el 2009 y 2015, S/1.922 millones por concepto de operación y mantenimiento de los tramos II y III de la Interoceánica Sur, ramales por donde no pasa ni el 2% del flujo vehicular de la vías concesionadas en todo el país, según el anuario estadístico del regulador Ositran.

La gran tajada. El economista de la Escuela de Posgrado de la Universidad del Pacífico, José Díaz Ismodes, considera que el tamaño de la coima que pidió Toledo a Odebrecht da una idea de los beneficios que esperaba sacar la empresa del proyecto.

“Existe un monto muy importante que estaba dispuesto a pagar la empresa Odebrecht para tener la prioridad del proyecto. Me sorprende la cifra pedida: 35 millones dólares. Eso te hace pensar por dónde viene el beneficio que está persiguiendo la empresa. ¿Gana por la inversión o por monto de mantenimiento?”, comentó.

Pagos al concesionario. Pero veamos en blanco y negro cuánto han recibido los consorcios que lidera Odebrecht por las vías concesionadas. Por la Interoceánica Norte el Estado peruano pagó S/2.126 millones por concepto de operación y mantenimiento entre el 2006 y 2015, mientras que por peajes ha recaudado más S/355 millones desde el inicio de su concesión.

En tanto, por los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur se pagó S/1.922 millones en operaciones y mantenimiento y la empresa recaudó en peajes poco más de S/30 millones entre el 2012 y 2016.

El gasto estatal. Si bien aún no son públicos los pagos que se hicieron a la empresa el año pasado, el anuario estadístico del 2015 de Ositran muestra que los consorcios que lidera Odebrecht reciben alrededor del 45% de lo que destina el Estado a las concesiones viales cofinanciadas. En este caso hablamos de S/ 623 millones, mientras que en peajes recauda más de S/ 60 millones, según el regulador.

“Esta clase de obras públicas se financian a través de peajes", explicó Díaz. "Otra forma de financiamiento es lo que pone el Estado para el mantenimiento. Como esta es una asociación pública privada, el mayor monto, dado el bajo flujo vial, lo está haciendo el Estado, que está pagando completamente el mantenimiento".

Modificación al contrato. Pero más allá de los cuestionamientos por corrupción a los proyectos de Odebrecht, el Estado peruanos deberá continuar efectuando los pagos por estas vía al menos hasta el término de la concesión en el 2030.  

“Los contratos en general son casi inamovibles salvo que exista una clausula como en el caso del gasoducto, una clausula anticorrupción que si puede volver el contrato a cero. No sé si para el caso de IIRSA habrá habido esa cláusula anticorrupción pero si no lo hubiere es bien difícil efectuar variaciones en los contratos”, comentó José Díaz.

Lo que sí está claro para la Comisión Lava Jato del Congreso que presidió el ex congresista Juan Parí es que la construcción de los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur y la Interoceánica Norte tuvieron un sobre costo de US$934 millones, dado que se concesionarios por, US$916 millones pero terminaron costando US$1,850 millones, es decir casi el doble.

El 45% de lo que destinó el Estado al pago de concesiones viales fue a proyectos de Odebrecht. | Fuente: Ositran
¿Qué opinas?