La cosecha de trigo de China sufrió más severamente de lo que se pensaba por las heladas en el período de crecimiento y la lluvia durante la cosecha, y las importaciones para compensar el daño podrían llevar a que el país supere a Egipto como el comprador más importante del mundo.

Entrevistas con agricultores y nuevas estimaciones de los analistas han revelado que el daño en el cinturón de cereales del norte de China podría haber hecho dejado unos 20 millones de toneladas de la cosecha de trigo, o el 16 por ciento, no aptos para el consumo humano. Esto sería el doble del volumen reportado previamente como dañado.

Mayores importaciones, que ya se han sido revisadas al alza ante los reportes iniciales de daños, reducirán aún más los suministros mundiales y apoyarían los precios, avivando nuevas preocupaciones sobre la seguridad alimentaria mundial.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos elevó el jueves su pronóstico de las importaciones de China en 2013/14 hasta 8,5 millones de toneladas desde 3,2 millones de toneladas en el año anterior, lo que llevó a los precios del trigo de Estados Unidos a tocar máximos en más de dos semanas.

Pero los operadores y analistas extranjeros estiman las importaciones podrían llegar por encima de 10 millones de toneladas, superando los 9 millones de toneladas que se espera adquiera Egipto, el mayor comprador mundial a la fecha.

REUTERS