La economía de Estados Unidos perdió en enero 598.000 puestos de trabajo y el índice de desempleo subió cuatro décimas, al 7,6 por ciento de la fuerza laboral, índice que no se registraba desde hace tres décadas, informó hoy el Departamento de Trabajo.

La mayoría de los analistas había calculado una pérdida de entre 500.000 y 700.000 puestos de trabajo, y que el índice de desempleo subiría al 7,5%.

El desempleo de enero fue el más alto en 34 años y la pérdida mensual de puestos de trabajo fue la mayor desde diciembre de 1974.

En noviembre se perdieron 597.000 empleos y en diciembre hubo una pérdida neta de 577.000 empleos.

Desde que comenzó la recesión en EE.UU. en diciembre de 2007, el país ha perdido unos 3,6 millones puestos de trabajo, y la mitad de ellos desapareció en los tres meses que siguieron al colapso, en septiembre, de la firma financiera Lehman Brothers.

Las pérdidas de empleos, que afectan desde fabricantes a minoristas han erosionado la confianza de los consumidores y recortado sus gastos que, en EE.UU., equivalen a más de dos tercios de la actividad económica.

EFE

Video: Dedewallstreet.tv