Fondo de Riqueza Soberana permitiría ahorrar en épocas de bonanza

El gerente central de Estudios Económicos del BCR, Adrián Armas comentó que estos fondos son bastante útiles cuando hay que adoptar políticas contracíclicas. Parte disponible de las reservas internacionales sería de US$2.800 millones.

La creación de un Fondo de Riqueza Soberano permitiría ahorrar recursos en épocas de bonanza, para luego utilizarlos en períodos adversos y así mantener la estabilidad macroeconómica, comentó Adrián Armas, gerente central de estudios económicos del Banco Central de Reserva (BCR), al referirse a la propuesta del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El director del ente emisor mencionó que la experiencia en otros países como Chile y Noruega ha demostrado que un fondo de este tipo es un buen mecanismo para  aprovechar una coyuntura de altos precios de los commodities, para que luego estos ingresos que son transitorios sean gozados por futuras generaciones.

“Al ahorrar ingresos que son transitorios permites a la economía afrontar mejor esas situaciones de altos ingresos de capitales que tienden a apreciar las monedas. Lo que se recoge de la literatura internacional es que estos fondos de riqueza son bastante útiles para que la política fiscal pueda ser contra cíclica y, eventualmente, dependiendo de cómo se construya, pueda tener características para apoyar la estabilidad macroeconómica de los países cuando haya salida de capitales”, explicó.

Esta semana el ministro de Economía, Ismael Benavides manifestó a la agencia Bloomberg su intención de utilizar reservas internacionales para crear un fondo que financie obras de educación y salud. Pero no precisó de qué parte de los más de US$ 44 mil millones de reservas que se encuentran despositadas en el BCR saldrían estos recursos. 

Sin embargo, el MEF solo puede emplear parte de los depósitos que tiene el sector público en el BCR (US$ 5 mil millones), excluyendo los que tienen carácter intangible (el fondo de estabilización fiscal y las reservas contingentes) y que ascienden solo hasta US$ 2,800 millones.

Armas aclaró que aún no han tenido acceso al detalle de la propuesta, por lo que señaló que todavía deben esperar los resultados de la evaluación correspondiente. “Lo único que podemos comentar es cómo ha sido el impacto macroeconómico que ha tenido el fondo soberano en otros países”, concluyó.