El grupo latinoamericano de metales preciosos Hochschild Mining reportó un salto de sus ganancias en el 2011 y elevó su dividendo, luego de que un alza en los precios ayudó a compensar los costos crecientes y un declive en la producción atribuible de oro y de plata.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) para todo el año de la minera aumentaron en un 42%, a US$ 563.4 millones, mientras que la utilidad atribuible después de impuestos saltó en un 75% por ciento a US$ 166 millones.

El precio promedio de la plata subió un 53% en el año, mientras que el precio promedio del oro trepó un 25%.

Hochschild dijo en enero que fijó una meta de producción de 20 millones de onzas equivalentes de plata para el 2012, por debajo de los 22.6 millones del año pasado, debido al descenso de la producción de su mina Ares en Perú.

La minera también advirtió sobre crecientes costos en Perú y la inflación en la Argentina, pronosticando una inflación de costo unitario de alrededor de 25%-30% en Argentina y 15% en Perú, excluyendo royalties.

Las acciones de Hochschild subían un 0,4 por ciento a 488.8 peniques, superando una caída de un 1.7% en el sector minero.

La firma elevó el martes su dividendo total para el 2011 en un 20%, a 0.06 dólares por acción. Su saldo de caja se mantenía en US$ 627.5 millones al final del año.

Reuters