RPP

La junta Nacional del Café (JNC) denunció que existe un fuerte incremento de la productividad y rentabilidad de la hoja de coca en el centro y sur del país, a comparación de los cultivos del café, según el reporte de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida)

El ingreso promedio anual de una hectárea de hoja de coca ascendió el año pasado en US$ 10 mil, mientras que los productores de café obtuvieron por la misma extensión, apenas US$ 1,033.

El rendimiento por hectárea de coca fue de 2,316 kilos mientras que la de café fue de 612 kilos acopiados a un precio de US$ 4.30 y US$ 1.69 por kilo, respectivamente, según da cuenta la Oficina de Naciones Unidas Contra la Droga y el Crimen (UNODC) por encargo de Devida.

El informe de junio precisa que de 49,800 hectáreas de hojas de coca, se acopiaron el año pasado 115 millones 337 mil kilos, valorizados en US$ 496 millones. En cambio, en 425 mil hectáreas de café se acopió un volumen de 260 millones de kilos del grano rojo y generó ingresos de sólo US$ 439 millones, según cifras de la Oficina de Estudios Económicos del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

El presidente de la Junta Nacional del Café, Anner Román, señaló que se retome la declaratoria de emergencia del cultivo del café, por los daños de la roya, especialmente en los corredores cafetaleros del Valle Río Apurímac, Alto Huallaga, La Convención y Puno, que ha reducido la producción a niveles del 2004.