La UE, EEUU y Japón inician una disputa comercial con China ante la OMC

Pekín restringió a la exportación de varias materias primas. Si las tres potencias no lograran llegar a un acuerdo con China durante estas negociaciones, el caso podría llevar a una demanda legal.
Foto: Difusi

La Unión Europea (UE), Estados Unidos y Japón iniciaron hoy una disputa comercial con China ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) debido a las restricciones de Pekín a la exportación de varias materias primas, incluidos algunos metales raros imprescindibles para los productos de alta tecnología.

"Las restricciones de China sobre metales raros y otros productos violan las reglas del comercio internacional y deben ser eliminadas", afirmó el comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, en un comunicado.

De Gunch destacó que estas limitaciones (sobre materiales raros, tungsteno y molibdeno) perjudican a productores y consumidores tanto de la UE como del resto del mundo y, en especial, a los fabricantes de alta tecnología y verdes.

El proceso iniciado hoy -consultas de solución de disputas- es el primer paso en los procesos por controversias comerciales contemplados dentro del OMC; si las tres potencias no lograran llegar a un acuerdo con China durante estas negociaciones, el caso podría conducir a una demanda legal.

Bruselas señaló que espera que estas consultas llevarán a encontrar una "solución satisfactoria" con China.

La OMC ya falló contra las restricciones que impone Pekín a las exportaciones de algunas materias primas el pasado verano a raíz de una denuncia interpuesta en 2009 por la Unión Europea, Estados Unidos y México, al considerar que provocan escasez y un alza de los precios de estos productos.

"Pese a la clara posición de la OMC en nuestra primera disputa, China no ha hecho ningún movimiento para retirar otras restricciones sobre sus exportaciones", lamentó De Gucht.

Añadió que "esto no nos deja más opción que denunciar el régimen de exportaciones chino de nuevo para asegurar un acceso justo para nuestros negocios a estos materiales".

China impone un conjunto de limitaciones a la exportación, que incluyen cuotas y derechos y requisitos adicionales que dificultan el acceso a estos productos de las empresas extranjeras, explica la Comisión Europea (CE) en un comunicado.

"Estas medidas distorsionan significativamente el mercado y la industria china a expensas de las empresas y los consumidores en la UE", denunció el Ejecutivo comunitario.

La UE considera que estas restricciones constituyen una violación de las normas generales de la OMC y de los compromisos específicos de China sobre los derechos de exportación, como parte de su Protocolo de Adhesión a la organización.

 Los materiales raros son vitales en la fabricación de dispositivos de alta tecnología, tales como pantallas planas de televisión, teléfonos inteligentes, baterías de coches híbridos e incluso misiles.

China concentra un 95 % de la producción de materiales raros como el escandio, el itrio y el lantano, una posición ventajosa que habría empleado para imponer impuestos y cuotas a la exportación, obligando a muchas compañías a trasladar sus fábricas al país asiático.

Pekín alega que la OMC permite a sus miembros limitar las exportaciones por razones como la conservación de sus recursos naturales no renovables.

Bruselas recalcó que aunque "apoya y anima a todos los países a que promuevan una producción de materiales raros respetuosa con el medio ambiente y sostenible", las restricciones chinas sobre estos productos "no tienen ese propósito" y recalca que hay medidas medioambientales más efectivas que "no discriminan a las industrias extranjeras".

EFE