Este año la producción nacional de harina industrial registraría un crecimiento cercano al 4 por ciento, estimó el Departamento de Estudios Económicos del Scotiabank.

Este resultado estaría explicado por el mayor dinamismo del consumo privado, por mayor comercialización de productos como fideos y galletas debido a la consolidación e ingreso de nuevas presentaciones.

Añadió que a ello se sumaría la recuperación en las exportaciones a determinados países de Latinoamérica (especialmente de fideos) en la medida de que no se implementen medidas comerciales que dificulten la entrada de nuestros productos hacia estos destinos.

La industria de productos farináceos comprende la elaboración de harina de trigo, fideos y galletas está compuesta por 18 empresas, de las cuales Alicorp -incluyendo sus subsidiarias Molinera Inca e Industrias Teal- es la que ostenta la mayor participación de mercado.

Otras empresas importantes son Molitalia, Anita Food, Cogorno, Compañía Molinera del Centro -que junto a Panadería San Jorge y GN son parte del Grupo Salomón-, Molino El Triunfo, entre otras.

"La industria molinera local demanda anualmente alrededor de 2 millones de TM de trigo, siendo abastecido mayormente por importaciones (alrededor del 90% del total). Del trigo producido en el país (230 mil TM al año 2013) sólo una mínima parte se destina a la industria molinera", señaló.