Sancionarán con S/. 570.000 a empresas de telefonía por caída de señal

Osiptel presentó el Reglamento de mejora de calidad con el cual busca repotenciar la oferta del servicio de telefonía móvil e Internet en el país. Sin embargo ello impactaría en los precios al usuario final.
Foto: AFP (referencial)

Las operadoras telefonía móvil podrán ser sancionadas con hasta S/. 570.000 (150 UIT) si su señal se cae por más de un hora en Lima y Callao o por de tres horas en el interior del país, ello según el proyecto de Reglamento para regular la calidad de los Servicios Públicos de Telecomunicaciones.

La norma, presentada por el Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osipitel), también reduce de 72 a 24 horas el plazo para que las operadoras reporten los motivos de su caída se red.

Asimismo el nuevo reglamento establece que los mensajes de texto entre equipos móviles no deben demorar más de 20 segundos. Con ello se busca fortalecer el sistema de Dinero Electrónico, el mismo que entrará en vigencia en próximo mes.

Con la nueva normativa el órgano regulador también buscará elevar la velocidad del Internet que las empresas garantizan al momento de ofrecer su producto. En la actualidad esa garantía solo es del 10% y Osiptel obligará a que la velocidad mínima sea del 40% de lo ofrecido, con picos de 80% en un mínimo de una hora.

“Nuestro fin en este punto no es elevar la velocidad del Internet en general sino obligar a las empresas a que vendan un producto de mejor calidad al usuario. Que no ofrezcan una velocidad de 10 megabytes por segundo y solo garanticen uno megabyte” aclaró el presidente de Osiptel, Gonzalo Ruíz.

Vale indicar que el proyecto fue publicado hoy en el diario oficial El Peruano y tras ello hay un plazo de 15 días hábiles (periodo que podría extenderse) para las empresas comunique sus reparos a la norma.

“Esperamos tener todo avanzando para antes del primer trimestre del 2014 con cual la norma estaría vigente antes de junio del próximo año”, puntualizó Ruiz.

No obstante, Ruíz Díaz deslizó la posibilidad de que los precios al usuario se incrementen producto de la mayor regulación en el servicio.

“En el mercado de móviles los precios son libres (…) es normal que en el servicio en donde se ofrece una mayor calidad los precios sean mayores, por ello vemos razonable que en el mercado se pueda dar esta situación”, declaró.