El ministro de Energía y Minas indicó que el proyecto ya no va con los actuales socios. | Fuente: RPP

El ministro de Energía y Minas, Gonzalo Tamayo, informó que mañana martes el Gobierno anunciará la terminación del contrato de concesión del Gasoducto Sur Peruano con el consorcio encabezado por Odebrecht, pues no cumplieron con obtener el financiamiento respectivo en el plazo establecido. Añadió que, paralelamente, se ejecutará una carta fianza por US$ 262 millones que había presentado el consorcio por no haber cumplido con lo ofrecido.

“El plazo (cerrar el financiamiento) se vence hoy y mañana estaríamos comunicando la terminación del contrato, y la ejecución de la mayor carta fianza de cumplimiento que se haya ejecutado alguna vez en el Perú, el monto de la carta fianza es de 262 millones de dólares como una penalidad de que no cumplieron lo que ofrecieron”, informó en RPP Noticias.

“La obra no va”. Tamayo reiteró que el proyecto del GSP no continuará con los actuales socios, entre los que se encuentran la cuestionada empresa brasileña Odebrecht, la peruana Graña y Montero y la española Enagás.

LAVA JATO | El caso explicado al detalle.

“El proyecto no va con los actuales socios, pues no han logrado demostrar que tienen financiamiento, ese financiamiento tenía que ser obtenido de la comunidad financiera internacional como una muestra de capacidad de estos promotores para llevar adelante el proyecto”, explicó.

Nueva licitación. El ministro informó que las normas del contrato señalan que el Gobierno tiene un plazo de un año realizar una nueva licitación del Gasoducto, y también se establece qué condiciones se darían si es que el plazo excede el año.

 

Se va a suspender el cobro que se les hace a los usuarios en la tarifa eléctrica. | Fuente: RPP

Cobro en recibos. Tamayo también adelantó que se suspenderá el cobro que se hace en los recibos de luz de todos los usuarios para la construcción del Gasoducto Sur, el cual había sido cuestionado por diversas bancadas en el Congreso.

“Vamos a suspender vía normas legales próximas a salir el cobro que se hace a todos los usuarios en la tarifa eléctrica, por lo tanto el consumidor va a tener algo más de dinero en los bolsillos para dedicarlo a otras cosas”, anunció en Ampliación de Noticias.

Desventajas. Una de las consecuencias negativas de la terminación del contrato serán los costos económicos y la pérdida de empleos vinculados al proyecto, detalló Tamayo.

“La primera desventaja obvia es que la suspensión del ducto nos va a generar costos económicos, esos costos también se explican en que el nivel de empleo de la gente que está vinculada hoy a esta operación van a disminuir”, manifestó.

Odebrecht tiene el 55% de la concesión del Gasoducto Sur.
Odebrecht tiene el 55% de la concesión del Gasoducto Sur. | Fuente: Odebrecht