Facebook: Chris Pratt

Chris Pratt -esposo de Anna Faris y padre de Jack (2)- sufrió en carne propia las consecuencias físicas y emocionales del aumento de peso al que tuvo que someterse para su papel de Andy Dwyer en la serie televisiva Parks and Recreation.

“Me quedé impotente, agotado y emocionalmente deprimido. Tuve verdaderos problemas de salud que me afectaron mucho. Es malo para tu corazón, para tu piel, para tu organismo, para tu espíritu”, aseguró el actor de 35 años en la revista Men’s Health.

El intérprete pesaba alrededor de 130 kg en 2013 y llegó a pensar que su fama estaba vinculada a su aspecto redondo.

“Me vi en un episodio y pensé: ‘Dios mío, me estoy poniendo gordo’. Y justo después hice algo más y pensé: ‘Jod**, nunca me había visto tan gracioso’. Y junté los dos pensamientos”, señaló el actor.

Sin embargo, Chris se convenció de que necesitaba deshacerse de su exceso de peso después de encarnar a un soldado de la Armada de los Estados Unidos en el filme La noche más oscura (2012).

“Perdí peso para Moneyball, después engordé otra vez, luego volví a adelgazar para La noche más oscura y después volví a ganarlo todo otra vez para interpretar a Andy. Pero fui a ver La noche más oscura y cuando salí decidí que me iba a poner en forma y que no iba a volver a engordar nunca más”, concluyó.

Actualmente Chris luce súper sexy luego de haberse entregado a una disciplinada rutina de ejercicios y una dieta de comida balanceada. Tanto, que está en todas las listas de los hombres más deseados de Hollywood.

Sepa más: